> Amor@Terra

Menu con Teclas de Atajo

¡No lo digas!

Lo que nunca debes decir en la primera cita

imprimir enviar newsletters

¿La última vez que tuviste una cita te fue mal?. ¿No te volvió a llamar?. ¿No te devolvió el llamado?. Quizás abriste la boca más de lo debido... Para la próxima, apúntate estos datos. Aprende todo lo que No debes decir en tu primera cita y aseguráte un segundo encuentro...

Tips para los dos:
.No menciones el tema "matrimonio". Por nada del mundo, por favor, no lo hagas. Si estás interesado/a en casarte, ya tendrás mucho tiempo para hablar del tema. Si lo haces en la primera cita, muy probablemente te quedes sin pareja...

.No hables de tus ex. Ni bien ni mal. Si quieres mencionarlos, hazlo pero no le dediques mucho tiempo. Por favor, no se te ocurra hablar maravillas de tu antigua pareja ni tocar el tema ciento de veces. Todos tenemos una historia sentimental, pero, en la primera cita, mejor dejarla en casa.

.No empieces tus frases señalando "mi psicológico dice que. La cita es entre tú y tu pareja. Deja al psicólogo para tus sesiones.

.No hables por teléfono celular mientras estás con tu date. No es para nada alentador que, mientras estás en una supuesta cita romántica, el otro se la pase en el celular, hablando con cualquiera. Si debes usar el teléfono por cuestiones importantes, puedes hacerlo, pero JAMÁS comentes que te estás aburriendo o que no es lo que esperabas.

.No compares esta cita con otras. ¿No te parece horrible que te digan "la otra vez que salí con una pareja la pasé espectacular, nos divertimos un montón?. Sentirías presión, o la sensación de que te están reclamando. Si no quieres hacer sentir al otro así, entonces, no compares!

.No hables de ti todo el tiempo. Deja que el otro participe. Escuchalo y habla de temas que no necesariamente te tengan a ti como protagonista central.

.No hagas preguntas del tipo ¿Cuál es el lugar mas extraño en el que has tenido sexo?. Menos aún ¿Con cuántas parejas has tenido sexo? o ¿Cuándo fue la última vez que tuviste sexo?. Esas preguntas son demasiado íntimas y quizá alguna vez puedas hacerlas, pero para ello necesitas mucho más tiempo y confianza sobre todo.

.Nunca preguntes sobre su suelo. Esta es otra pregunta íntima y absolutamente fuera de lugar para la primera cita.

.No critiques su ropa o su perfume. Si no te gusta su vestuario o su fragancia, pero te interesa la persona espera un poco y dale otra oportunidad. Si la relación prospera, ya tendrás tiempo de hacer las sugerencias y cambios convenientes.

.No mientas. ¿Para qué mentir?. Las mentiras siempre terminan complicando las cosas. Mejor ser sincero/a y frontal desde el principio. Así, hay muchas más posibilidades de construir una relación verdadera.

Consejos para ellas

.No cambies rápidamente de conversación cuándo él esté hablando de algo que le interesa. (Obvio, si habla de mujeres, cambia de conversación y mejor márchate!).

.No critiques el sitio que el escogió para la cita. Si el muchacho te atrae, proponle ser tú quien escoja el sitio para el próximo encuentro y así (con mucha diplomacia) le muestras qué clases de lugares te gustan.

.No hables de boda, vestidos de novia o de los hijos que quieres tener. Por la misma razón de la que hablamos al principio de esta nota. Hay que ser oportuna. Hablar de boda con un recién conocido puede sonar a desesperación.

.No digas que te gusta el mesero, o el bartender. No le faltes el respeto a tu compañía, aún aunque no te interese iniciar una relación.

Consejos para él
.Nunca le preguntes a una mujer cuanto pesa. En la primera cita esa pregunta puede sonar violenta, especialmente si la mujer no es delgada. Además, para el sexo femenino el tema del peso corporal no es poco importante. ¿Para qué tocar un tema que puede herir suceptibilidades?...

.No intentes conseguir el teléfono de la mesera. Si te gustó la mesera más que tu date, no seas poco caballero. Espera que la chica que está contigo se vaya y luego intenta algo con la mesera. Pero no lo hagas enfrente de tu date. No le faltes el respeto de esa manera.

.No le sugieras compartir la cuenta. Si ella lo propone y te sientes en confianza suficiente como para hacerlo, hazlo. Si no, es tu turno de pagar.

.No hagas alarde de tu éxito con las mujeres. Si eres de esos a los que les va super bien con las mujeres, con que tú y tus amigos lo sepan es más que suficiente. Y si no te va tan bien como quisieras, para qué tocar el tema?

subir

Terra

imprimir  enviar newsletters