> Casa

Casa

Una casa segura ante los ladrones

Discreción, medidas de seguridad y sentido común. Con este cóctel los ladrones tendrán mas dificultades para robar en tu casa. Eso sí, las precauciones valen igual cuando nos vamos de vacaciones que cuando salimos fuera una sola noche.

Puertas y ventanas
Si la puerta es blindada, comprueba que las patillas de sujeción del marco de la pared están bien empotradas.

 -

Si no lo es, debe tener al menos dos puntos de cierre, no debe existir un hueco entre ésta y el suelo, y la zona de las bisagras debe estar reforzada con pivotes de acero y ángulos metálicos.

Coloca en la puerta una mirilla panorámica para poder ver de cuerpo en entero a la persona que llama.

Pon persianas en todas las ventanas y balcones y asegúralas con un cerrojo interior. Si vives en los primeros pisos o en el bajo coloca rejas en aquellas ventanas de fácil acceso desde el exterior. No dejes entre las barras una separación mayor a 12 cm. Atención a la puerta de la azotea y a la del garaje, si tu vivienda comunica directamente con el aparcamiento. Mantenlas siempre cerradas.

¡Mucha discreción!
No hagas ostentación de riqueza. Evita dar motivos a los ladrones para pensar que tu casa es un buen objetivo.

Si vives sola, pon algún nombre mas en el buzón. No pongas en las llaves ningún dato, y estate muy atenta cuando haga duplicados.

Cambia la cerradura al instalarte en una vivienda nueva; al habitar una casa alquilada anteriormente; si has hecho reforma en casa y algún trabajador ha tenido acceso a las llaves; y siempre que pierdas las llaves.

No guardes nunca el talonario de cheques con documentos en los que esté tu firma. El delincuente tendrá mayores dificultades de utilizarlo al desconocer la firma.

Si te vas de viaje...
No comentes en público que vas a salir de vacaciones.

Deposita tus objetos de valor en cajas de seguridad bancarias o bajo la custodia de personas de confianza que no tengan que ausentarse.

Cierra bien puertas, ventanas y balcones. No bajes totalmente las persianas.

No desconectes el timbre de la puerta. Es una señal inequívoca de tu ausencia.

No dejes notas en la puerta indicando cuando volverás de vacaciones.

Utiliza el desvío de llamadas. Si el ladrón llama por teléfono para confirmar que no hay nadie en casa, siempre contestará alguien.

Ponte de acuerdo con el portero o con algún vecino de confianza para que para que no se acumulen en el buzón cartas y periódicos. Déjale también un teléfono de localización.

Haz una relación detallada de cámaras, videos y otros aparatos, con sus números de serie, para facilitar su identificación.

No olvides llevar siempre consigo los documentos de identificación personal y la cartilla de la Seguridad Social.

Si no te vas de vacaciones...
Si sales unos minutos o toda la noche haz uso de todas las medidas de seguridad de que dispongas, incluso un simple cerrojo.

Avisa a la Policía si observas gente extraña en el portal o merodeando en la calle. También si escuchas ruidos en viviendas desocupadas.

Recuerda que no debes facilitar la entrada en el inmueble a personas desconocidas.

No acciones el portero automático, si desconoces quien llama; comprometes la seguridad de todos los vecinos.

Exige acreditación al personal de los servicios técnicos (gas, luz, agua, etc.) y confírmala telefónicamente.

Por último, si al llegar a casa encuentras la puerta forzada o abierta, no debes entrar. Llama rápidamente a la Policía.

subir

Terra Mujer / Tomás Maestro

imprimir  enviar