Portada Terra USA > Casa

ARMONÍA Y BIENESTAR

Feng shui, el arte de la casa en armonía

imprimir enviar newsletters

Que el ambiente que nos rodea influye en nuestro bienestar no es cosa nueva. De hecho una disciplina china, el Feng Shui lleva más de mil años estudiando esta relación. Occidente ha descubierto este arte ancestral y lo aplica en el diseño y decoración de oficinas y viviendas con mejoras efectivas en el bienestar de sus ocupantes.

Tras descubrir el yoga, el tai-chi y la meditación zen, occidente ha vuelto a mirar al lejano oriente en busca de soluciones para los problemas de la modernidad. En este caso son los edificios los que necesitan un toque de sabiduría milenaria que convierta nuestros espacios cotidianos en lugares agradables donde vivir y trabajar.

Thinkstock - Thinkstock

¿Qué es el Feng Shui?

El Feng Shui, que en chino significa "viento y agua", es un arte que estudia la relación entre una construcción y su entorno natural para conseguir la armonía y el bienestar de sus ocupantes. Nació en China hace 3.000 años a partir del famoso I Ching, el libro de la sabiduría.

Se basa en la observación de los elementos naturales del lugar (orientación magnética, vientos dominantes, agua, vegetación, etc.) y de las expectativas y personalidad de los ocupantes del edificio. Son muchos los edificios construidos según los principios del Feng Shui. En Hong Kong, por ejemplo abundan rascacielos, como el del Banco de China, que siguen estos preceptos en su arquitectura y decoración.

¿Para qué sirve?

El objetivo principal del Feng Shui es mejorar la salud física y el bienestar psicológico de las personas que ocupan un edificio. Se ha demostrado que algunos edificios con mal Feng Shui pueden influir en sus ocupantes y producir alteraciones del sueño y cansancio. En cambio, el equilibrio que logra un buen Feng Shui soluciona estos problemas y produce una mayor vitalidad que mejora, por ejemplo, la productividad de los empleados de una empresa.

Cinco consejos para aplicar el arte de la armonía

Para dominar el Feng Shui se requieren años de estudio. Hay, sin embargo, una serie de reglas básicas que pueden aplicarse en el hogar:

1. Evitar objetos puntiagudos y líneas rectas. Propagan mal la energía.
2. Situar en la parte delantera de la casa el salón y el comedor, y en la trasera los dormitorios.
3. El orden y la limpieza hacen que la energía fluya armónicamente.
4. Los espejos no deben estar frente a puertas y ventanas ya que reflejan la energía impidiendo que fluya.
5. Puertas y ventanas no deben estar alineadas pues dejan escapar la energía.

1 | 2 | Siguiente >

imprimir  enviar newsletters