BUSCA
Puma
Boxeo 

Diez muertes famosas en la historia del boxeo

Con la muerte del mexicano Marco Antonio Nazareth, este miércoles en Puerto Vallarta, Jalisco, vuelve a reavivarse la histórica polémica sobre si el boxeo debe ser considerado un deporte y las consecuencias fatales que puede tener para quienes lo practican.

especial Lo mejor del Boxeo Mundial | vota Mantente al día con Terra

22/JUL/09- Nazareth falleció a consecuencia de los golpes recibidos el sábado 18 de julio en una pelea ante su compatriota Omar Chávez, hijo del legendario Julio César Chávez.

Historia continua abajo

El boxeo como deporte se practica desde la civilización griega, allá por el año 668 a.c., y su forma moderna se configuró en Inglaterra hacia el siglo XVIII. Las actuales reglas fueron establecidas en ese propio país por el Marqués de Queensburry, en 1867. Sin embargo, el siglo pasado fue el más sangriento de todos, al contabilizarse más de 600 muertes. Algunas temporadas llegaron ser muy trágicas: 1949 (19 muertes) 1953 (21) y 1962 (16).

Algunos boxeadores han muerto tras recibir un nocaut, algunas veces de manera instantánea. En otras, pueden sufrir un desmayo, entrando posteriormente en un estado de coma que acaba en la muerte. En la mayoría de los casos esto se debe a una inflamación cerebral, que se produce en el KO; el cerebro se inflama y empieza a presionar contra el cráneo, causando el fallecimiento.

A continuación, un repaso por 10 de las muertes más famosas de la historia del boxeo.

Jimmy Doyle (Estados Unidos), 1924-1947

El 24 de junio de 1947, el estadounidense Jimmy Doyle cayó por nocaut técnico ante su coterráneo Ray Robinson, en el combate por el título mundial de peso welter. Un tremendo gancho de la zurda de Robinson mandó a Doyle a la lona sin poder levantarse. Luego fue llevado al hospital y una horas más tarde falleció.

Benny Paret (Cuba), 1937 -1962

Lo llamaban “El niño Paret”, obtuvo el título de peso welter por primera vez en 1960, pero lo perdió siete meses más tarde cuando Emile Griffith lo noqueó. Sin embargo, medio año después, Paret derrotó a Griffith y recobró la corona. Su tercera lucha contra Emile ocurrió el 24 de marzo de 1962, en la cual el cubano murió a causa de los golpes recibidos por el estadounidense.

Davey Moore (Estados Unidos), 1933-1963

Moore debutó el 11 de mayo de 1953, a la edad de 20 años con victoria ante Pitilín Reece en seis rounds. En 1960 le rompió casi toda la dentadura en combate a Roberto Gassey. Sin embargo, el 21 de marzo de 1963, falleció tras caer en nocaut técnico en el décimo round ante el cubano Ultiminio Ramos.

John Richard Owens (Gales), 1956-1980

John Richard Owens, exitoso boxeador de Gales conocido también como "el gallo biónico" o "el cerillo de Merthyr", murió el 4 de noviembre de 1980 y fue el primer galés en ostentar el título gallo para la Comunidad Británica de Naciones. En septiembre de 1980 peleó con el campeón mundial de peso gallo Lupe Pintor y cayó en el décimo round. Owens perdió el conocimiento, entró en coma y dejó de existir siete semanas más tarde. Una estatua en su honor fue erigida en Merthyr Tydfil, en 2002.

Duk Koo Kim (Corea del Sur), 1959-1982

Kim tuvo problemas para perder peso, con el fin de poder pelear en la categoría de ligeros, los días antes de su pelea ante Ray Mancini. En una seguidilla de golpes en el 13° asalto, Mancini logro conectar 39 golpes seguidos en la humanidad del sudcoreano. En el 14° round, el árbitro detuvo tras una caída de Duk Koo Kim, declarándolo ganador por KO técnico a Mancini. Minutos después, Kim entró en coma, fue llevado a un hospital y se le realizó una cirugía de cerebro, pero los esfuerzos médicos no fueron suficientes, murió cuatro días después del combate.

Francisco Bejines (México), 1962-1983

Francisco Kilo Bejines se sumó a la lista de pugilistas muertos a causa de un combate sobre el ring, tras perder por nocaut técnico en 12 asaltos ante el estadounidense Alberto Dávila, el 1 de septiembre de 1983, por la diadema de peso gallo. Bejines se acercaba al campeonato del mundo del CMB por que iba arriba en las tarjetas. Pero en el 12ª round, todo terminó de la peor manera.

Carlos Barreto (Venezuela), 1976-1999

El venezolano Barreto hizo su debut en 1996 y tres años después murió a manos de su compatriota José Luis Valbuena. Barreto, campeón mundial interino de la AMB, abandonó el combate en camilla y tres días después de la pelea falleció por lesiones sufridas al cerebro. De 15 peleas disputadas, Barreto había ganado 13 y perdido dos, la segunda le costó la vida.

Pedro Alcázar (Panamá), 1975-2002

El pañameño Pedro "El Rockero" Alcázar perdió su título mundial super mosca ante Fernando Montiel en la Vegas, el 22 de junio de 2002. Inmediatamente después de la pelea, Alcázar fue declarado sano por los médicos, sin signos visibles de cualquier trauma. Al día siguiente, se encontraba en la habitación de su hotel preparándose para volar de vuelta a Panamá, cuando se derrumbó. Fue llevado al hospital, donde murió.

Luis Villalta (Perú), 1969-2004

A principios de 2000, Villalta se mudó Nueva jersey para poder estar cerca de su entrenador y mejorar sus oportunidades de boxeo mientras gestionaba visas para su familia. El peruano compartía un apartamento con dos amigos y trabajaba en un McDonalds. En el 2004, Villalta se enfrentó con Ricky Quiles para defender su título de peso ligero de la Asociación Norteamericana de Boxeo. Villalta se desmayó luego del combate y fue llevado de urgencia a un hospital. El boxeador falleció luego de una cirugía para tratar lesiones a su cerebro.

Becky Zerlentes (Estados Unidos), 1970-2005

La pugilista Becky Zerlentes es hasta ahora la única mujer que falleció a causa de heridas sostenidas en un combate boxístico. Zerlentes era profesora de geografía y economía en una universidad en Colorado. Entre sus intereses se encontraban el boxeo, las artes marciales y el nado sincronizado. En abril del 2005, Zerlentes estaba participando en los Campeonatos Estatales de Boxeo Femenino de Colorado y en el tercer asalto de su pelea ante Heather Schimtz, recibió un golpe que la tiró al suelo y la dejo inconsciente. Zerlentes nunca despertó.

Terra