Portada Terra USA > Deportes >

HISTORIA DEL BEISBOL 

powered by Las Grandes Ligas.com

La Historia de los Campeonatos Mundiales

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

La primera experiencia de Béisbol Internacional se remonta a los encuentros de exhibición en las Olimpiadas, debutando en 1904 en St. Louis (USA).

La experiencia tiene éxito y se repite también en los Juegos Olímpicos de Estocolmo (SUE) en 1912. Sin embargo el principal obstáculo para el desarrollo del deporte era la ausencia de una organización internacional, aunque, de todas formas, en aquella época también daban sus primeros pasos las estructuras nacionales.
Historia continua abajo

Un popular ex jugador profesional estadounidense, Leslie Mann, fue el mayor promotor en su país, donde fundó el Congreso Nacional de Béisbol (NBC) en 1931, al que se unió un gran dirigente deportivo internacional, Avery Brundage, que más tarde sería Presidente del Comité Olímpico Internacional durante 20 años. Fue el mismo NBC que emprendió los trámites a favor del reconocimiento del Béisbol como deporte Olímpico.

En 1935, y gracias al interés de Takiso Matsumoto, profesor en la Universidad de Meji, Japón, invitó a un equipo americano seleccionado por una comisión compuesta por Leslie Mann, Avery Brundage, Lyman Bingham y el juez Mederick Horfman. Se trató de un acontecimiento histórico ya que, por vez primera, se transmitió por radio en directo un partido de un continente a otro.

Estados Unidos ganó la serie y los japoneses propusieron nombrar a los americanos "Campeones del Mundo", a lo que éstos se negaron. El hecho más importante es que se empezó a hablar seriamente de constituir un organismo internacional que tuviera como objetivo la admisión oficial del Béisbol en las Olimpiadas.

Durante la preparación de los Juegos de 1936, en Berlín, se contactaron todos los países donde se practicaba este deporte, contestando 35. El gran éxito de la exhibición de Béisbol en la Olimpiada de Berlín donde 125.000 espectadores (cifra record hasta la fecha en un partido de Béisbol) acudieron al Estadio Olímpico a presenciar el encuentro entre dos equipos norteamericanos, convenció aun más a los dirigentes de aquella época de que el futuro de este deporte dependía de la resonancia que tuviera a nivel internacional. En esa misma ocasión se reunieron en Berlín los delegados de los 21 países que posteriormente, en 1938, darían vida a la primera Federación Internacional. Sobre todo Leslie Mann y John Moores, Presidente y fundador de la Federación Británica, comprendieron que la mejor forma para el desarrollo y difusión del Béisbol a nivel nacional, era el interés que despertaría una gran competencia internacional.

Primer mundial de béisbol

Así, en el mes de agosto de 1938, se organizó en Londres el primer "Mundial de Béisbol" donde únicamente participaron dos equipos: Estados Unidos y Gran Bretaña que se enfrentaron en Liverpool a una serie de cinco encuentros celebrándose el primero de ellos el día 13 de agosto. El equipo inglés formado en su gran mayoría por jugadores profesionales canadienses, que habían jugado en la Liga Profesional inglesa, venció por cuatro juegos a uno. Este torneo, según los organizadores, debía ser "el símbolo de los más altos ideales de amistad, compañerismo, buena voluntad, educación, salud, deportividad y éxitos en el Béisbol internacional".

Para consolidar y para promover la iniciativa de competiciones internacionales, este torneo fue reconocido como el primer Campeonato Mundial de Béisbol y se fundó la Federación Internacional de Béisbol (I.B.F.), designando a Leslie Mann como Secretario General y Tesorero.

Al año siguiente, el Mundial se llevó a Cuba. Se disputó de nuevo en el mes de agosto, en La Habana, con una grandísima participación de público. Más de cincuenta mil espectadores celebraron la primera de una larga serie de victorias del equipo cubano, que se impuso frente a Nicaragua y Estados Unidos.

En 1940, a pesar de la Segunda Guerra Mundial, fueron siete los equipos que participaron en la III edición, siempre en La Habana, donde también se celebraron las dos ediciones siguientes. Participaron los jugadores de Hawai expresamente exentos para esta ocasión de sus compromisos bélicos. De nuevo ganó Cuba, seguido de Nicaragua y Estados Unidos. Con ocasión de este Campeonato, se reunieron los Delegados de los países afiliados eligiendo al Coronel cubano Jaime Mariné primer Presidente de la Federación Internacional y a Laureano Prado Clark también cubano, Secretario-Tesorero, sustituyendo a Leslie Mann.

En el cuarto Campeonato, celebrado en 1941 Venezuela consiguió subvertir todos los pronósticos obligando a Cuba a un desempate decisivo. Con tres carreras en la primera entrada, Venezuela conquistó el título, venciendo al equipo dirigido por Joaquin Viego, uno de los Managers cubanos más prestigiosos de todos los tiempos. En esta ocasión el cubano Prieto consiguió el título de mejor bateador con un promedio de .545 (12 de 22), el más alto en estos primeros años de competición.

Primer problema político

La quinta edición del Mundial registró el primer problema político. Durante un partido entre Estados Unidos y República Dominicana, una bola lanzada intencionadamente contra el banquillo estadounidense fue inmediatamente devuelta contra un jugador dominicano, golpeándole en el hombro. Tuvieron que intervenir policías y marines para calmar a la multitud que había iniciado un nutrido lanzamiento de objetos al campo. El Presidente dominicano, Rafael Trujillo, ordenó inmediatamente la retirada de su equipo, pero el comité organizador logró que modificara esta decisión. Los que no cambiaron de opinión fueron los responsables del equipo de Estados Unidos que regresaron a casa, perdiendo cuatro partidos por forfait. Pero el incidente no terminó ahí, Estados Unidos y Dominicana rompieron sus relaciones diplomáticas. Siempre por este motivo, los americanos no participaron en la sexta edición, implicando en su decisión a Venezuela. Cuba venció así por cuarta vez y tuvieron que transcurrir 26 años para que Estados Unidos participara de nuevo en un Mundial.

La séptima edición 1944 tuvo lugar en Caracas, Venezuela. Por primera vez se organizaron dos fases, calificándose para las finales México, Panamá, Venezuela y Cuba que venció 3-2 a la República Dominicana en el desempate para el cuarto puesto. En la segunda fase Venezuela superó a México en una final repleta, una vez más, de incidentes. En el transcurso del Congreso de la Federación denominada F.I.B.A., los Delegados nombraron Presidente al General mexicano Jorge Reyes Idunatez y Secretario-Tesorero a su compatriota Gustavo de la Torre.

En 1945 se disputó, nuevamente en Caracas, la octava edición y los anfitriones se impusieron por diez victorias, sin sufrir derrota alguna. La presidencia de la F.I.B.A. que, según el reglamento de la época, correspondía a un dirigente del país que hospedaba el Mundial, recayó así en el venezolano Pablo Morales. En 1946 la F.I.B.A. contaba con doce países afiliados, todos del área de el Caribe, además de Colombia, Venezuela y Panamá. Ese mismo año se disputaron en Barranquilla, Colombia, los V Juegos Centroamericanos y del Caribe y en esta ocasión, cuando no estaba previsto ningún Congreso, se originó un movimiento encabezado por el responsable de la delegación cubana, Rafael de Jesús Iglesias que pidió unas elecciones para nombrar al nuevo Ejecutivo de la Federación, iniciándose así una ruptura que, con el tiempo, alcanzó dimensiones mayores.

En 1947 el Mundial se trasladó a Cartagena, Colombia, inaugurándose el Estadio "11 de Noviembre" donde se impusieron los anfitriones, magistralmente dirigidos por Pelayo Chacón. En esta ocasión el Congreso decidió confiar la organización de la edición siguiente a Nicaragua y, según el reglamento, la presidencia pasó al nicaragüense Chale Pereira Ocampo, ayudado por el Secretario-Tesorero Ernesto Ruiz Morales.

Así, en 1948, la capital de Nicaragua, Managua, fue sede de la décima edición en la que Puerto Rico y República Dominicana terminaron empatadas con seis victorias cada uno. Se disputaron entonces otros dos juegos en los que prevalecieron los dominicanos. Para la ocasión se inauguró el monumental estadio de Managua.

Durante el Congreso se habló del desarrollo del Béisbol, que estaba creciendo en Europa, sobre todo en Bélgica, Holanda, España y Suecia. En 1949 no se pudo organizar el Mundial y el Ejecutivo de la F.I.B.A. se reunió en Ciudad Trujillo, República Dominicana, decidiendo asignarle de nuevo el Torneo a Nicaragua. Chale Pereira fue confirmado así en la Presidencia eligiéndose al Mexicano Eugenio Ramirez Osantes como Secretario-Tesorero.

La undécima edición, en 1950, tuvo de nuevo por sede Managua con la participación récord de 12 países. El equipo campeón, Cuba, sólo será proclamado al año siguiente en un Congreso Extraordinario de la Federación Internacional celebrado en México. Puerto Rico que había vencido a los cubanos, fue descalificado por utilizar jugadores profesionales. En esta ocasión la Presidencia pasa al venezolano Pablo Morales.

1952, mala organización

Además del Congreso, México hospedó en 1952 la duodécima edición del Mundial que se recordará como una de las peor organizadas. La F.I.B.A. declaró inutilizable el estadio Venustiano Carranza, que no ofrecía garantías de seguridad ni para el público ni para los jugadores. Uno de los encuentros, Cuba - Puerto Rico, empezó con 5 horas de retraso por falta de pelotas para jugar. De todas formas Puerto Rico se hizo con el título, dominando la fase final.

En 1952 el XIII Mundial volvió a Cuba con la participación récord de 13 equipos. Los anfitriones dominaron, gracias al empeño de algunos jóvenes lanzadores con gran porvenir. En el transcurso de las nuevas elecciones fue nombrado Presidente el costarriqueño Carlos M. Zecca, y Secretario-Tesorero el salvadoreño Víctor Hugo Lucha. Al año siguiente, en Caracas, Cuba y Venezuela terminaron de nuevo empatados, pero los cubanos ganan los dos juegos de desempate (4-2 y 4-0) vengando la derrota de la IV edición.

En el Congreso de 1952, celebrado en La Habana, Cuba, fue nombrado Presidente el costarricense Carlos M. Zecca, y Secretario-Tesorero el salvadoreño Victor Hugo Lucha.

Con sus nuevos dirigentes la F.I.B.A. reanuda las gestiones para lograr el reconocimiento Olímpico. Se decide que cada Federación Nacional afiliada debe formar parte también del Comité Olímpico de su propio país y cumplir todas las reglas Olímpicas. Esto creó dificultades sobre todo en lo que concierne el uso de los profesionales.

Suspensión de los campeonatos mundiales

Por lo tanto hasta el año 1961 no pudo organizarse la edición siguiente del Mundial y la aventura de los mundiales se interrumpió de esta forma durante 7 años para volver a emprenderse en San José de Costa Rica. En este periodo, sin embargo, la actividad internacional tomó un nuevo impulso y la práctica del Béisbol se propagó sobre todo en Asia y Europa.

Del 27 al 29 de abril de 1953, se reunieron en Paris los responsables de el Béisbol europeo fundando la Federación Europea de Béisbol (F.E.B.) cuyo primer Presidente fué el Príncipe italiano Steno Borghese. Al año siguiente Europa disputó su primer torneo continental, en Amberes, Bélgica, en el que se impuso Italia.

También Asia se estructuró en una organización continental, que en 1953, en Filipinas tomó el nombre de Federación de Béisbol de Asia (B.F.A.), formada por Japón, Filipinas, China Taipei y Corea del Sur. Su primer Presidente fue el filipino Charles Chick Parsons. En esta misma ocasión, en Manila, se disputó el primer torneo continental en el que obtuvo el triunfo el equipo de casa.

Paralelamente la F.I.B.A. comenzó a organizar los Campeonatos Mundiales Juveniles para jóvenes hasta 18 años. En 1955 el Congreso Nacional de Béisbol estadounidense organizó la "Global World Series" en la que participaron equipos de Japón, Colombia, Venezuela, España y USA, ganando los norteamericanos. Se repitió la iniciativa al año siguiente venciendo Japón.

Mientras tanto tuvieron lugar los Juegos Olímpicos de Melbourne donde se organizó un juego de exhibición entre una selección australiana y un equipo estadounidense. El encuentro se llevó a cabo ante ochenta mil espectadores (otras versiones dicen 114.000), venciendo el equipo local por 11 - 5 (en la versión oficial de la IFAB dice que venció el equipo visitante).

Serie mundial infantil (11 y 12 años)

En 1957 la organización de una Serie Mundial infantil (11 y 12 años) en Williamsport, USA, levantó una gran expectación. Representando a América Latina, ganaron los chicos de Monterey, que fueron recibidos posteriormente en la Casa Blanca por el Presidente Eisenhower.

En 1958 el Campeonato Mundial juvenil alcanzó su 3a edición, con la participación de 6 países que disputaron el título en República Dominicana. En 1959, con ocasión de los Juegos Panamericanos celebrados en Chicago, USA, fue reelegido Presidente de la F.I.B.A., Carlos M. Zecca, y elegido Vicepresidente el mexicano Filemón Manrique, al tiempo que entra en escena un joven dirigente que será determinante en el desarrollo futuro del Béisbol mundial, el cubano Manolo González Guerra, elegido Secretario-Tesorero. Junto a él se nombra a otro importante futuro protagonista, Carlos J. García Solorzano, de Nicaragua.

En 1961, en Costa Rica, tiene lugar la XV edición del Campeonato Mundial. Cuba restablece su superioridad con 9 victorias y ninguna derrota.

Paralelamente se incrementan los contactos entre la F.I.B.A., que cuenta con una quincena de países afiliados y Europa y Asia. En 1963 la Federación Europea reelige al Presidente Steno Borghese y decide organizar un torneo continental denominado "Copa de Europa" en el que participarán los equipos de los clubs campeones nacionales.

También en 1963 se reúne el Congreso de la F.I.B.A. en Ciudad de México, donde tras un fuerte debate es reelegido Carlos Zecca como Presidente y elegido Carlos J. García para la vicepresidencia, como tesorero fue elegido el ecuatoriano Juvenal Sáenz Gil y se mantendrá en el cargo por 9 años.

Cuba, campeón mundial titular, no obtuvo el visado del gobierno colombiano y no pudo participar en la siguiente edición, la 16a, celebrada en febrero de 1965 en Barranquilla y Cartagena, Colombia. Con ausencia también de Venezuela, la serie estuvo dominada por los anfitriones y México que terminaron empatados. En los tres juegos de desempate los mexicanos lograron vencer en el primero (4 - 2) gracias a su lanzador "estrella" José García, relevado por su hermano Luis. Pero en el segundo encuentro los colombianos volvieron a igualar y así se llegó al decisivo tercer juego ganado 4 - 0 por los locales, dirigidos por el manager cubano Antonio Pacheco y gracias a la actuación del lanzador Rafael Castro, ante un público enardecido que les animaba en medio de un terrible ambiente.

Así se llegó al año 1969 en Santo Domingo, donde se celebró la XVII edición, asistiendo al gran retorno de Cuba y, sobre todo de Estados Unidos, éste tras veintisiete años de ausencia. Su victoria en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canada, en 1967, había finalmente despertado su interés por las competiciones internacionales, y el Presidente de la renovada Federación de USA (U.S.B.F.), William P. "Dutch" Fehring, decidió participar activamente en las competiciones de la Federación Internacional (F.I.B.A.).

El Mundial se volvió a animar con el gran reto entre Cuba y USA. Vencen los cubanos (2 - 1) dirigidos por el lanzador Gaspar Pérez que venció contra Larry Osborne. El Congreso de la F.I.B.A. eligió al nuevo Presidente, Juan Isa, de Antillas Holandesas.

En 1970 el Mundial, en su XVIII edición, volvió a Colombia, en Cartagena y Barranquilla con el estreno de los dos primeros equipos europeos: Italia y Holanda. Participaron 12 países y al finalizar Cuba y USA estaban empatados. La serie final, disputada al mejor de tres juegos, volvió a favorecer a los cubanos.

A finales de noviembre de 1971, el Mundial vuelve a Cuba, en La Habana, en una de las ediciones mejor organizada de este periodo. Cuba sigue invencible y conquista su undécimo título. Al Congreso de la F.I.B.A. asisten Delegados de 18 países. Un joven dirigente italiano, Aldo Notari, presenta el proyecto de una nueva competición, "la Copa Intercontinental", que se celebrará en años alternos al Mundial y servirá para incrementar posteriormente el desarrollo del Béisbol Internacional.

En la XX edición del Mundial, en 1972, en Managua, participan finalmente también los equipos asiáticos, debutando Japón (que terminará cuarto) y Taipei de China (6°). Con un total de 16 países y 120 juegos, ganó Cuba con una sola derrota (2 - 0) frente a un equipo local empujado por sus enardecidos hinchas. Por primera vez participó oficialmente un observador del Comité Olímpico Internacional.

Escisión en la Federación Internacional

Cuando finalmente se había conseguido aunar esfuerzos, diferentes opiniones y fuertes influencias políticas generaron una escisión en la Federación Internacional que llevó a la creación de la FE.M.B.A. en el congreso de Bolonia, en Italia, con ocasión de la I Copa Intercontinental. Este organismo decidió entonces celebrar su Mundial en Nicaragua y el norteamericano William P. Fehring fue elegido Presidente.

En 1973, la F.I.B.A organizó la XXI edición en La Habana, en la que Cuba confirmó su supremacía sin ninguna derrota. Hubo por lo tanto, aquel año, dos ediciones separadas que otorgaron dos títulos.

Por su parte, la FE.M.B.A. organizó a finales de noviembre de 1973 la que será designada como 22a edición, en Managua, Nicaragua. Ganaron los Estados Unidos, sin derrota alguna. Hubo por lo tanto aquel año dos ediciones separadas que otorgaron dos títulos. Por su parte, la FEMBA organizó a finales de noviembre de 1973 la que será designada como XXII Copa del Mundo de Béisbol, en Managua, Nicaragua. Ganó Estados Unidos, sin derrota alguna.

En 1974 la FE.M.B.A. organizó el XXIII Campeonato Mundial en St. Petersburg, el primero disputado en Estados Unidos. Participaron 9 países, terminando empatados Nicaragua y USA, con una sola derrota. En la serie al mejor de tres se impuso USA pese a perder el primer juego, también en 1975 tuvo lugar la II edición de la Copa Intercontinental en Montreal y Moncton, Canadá. En el Congreso FE.M.B.A. fue elegido Presidente Carlos J. García.

Asociación Internacional de Béisbol (A.I.N.B.A.)

En 1976 y gracias a la intervención del presidente del Comité Olímpico Mexicano, Mario Vázquez Raña, los dirigentes de las dos organizaciones, F.I.B.A. y F.E.M.B.A., acordaron reunirse en México con el objetivo de allanar el camino y encontrar soluciones a sus divergencias. La reunión tuvo éxito y se reestructuró una organización única con el nombre de Asociación Internacional de Béisbol (A.I.N.B.A.) que ha venido figurando hasta hoy.

El cubano Manolo González Guerra fue elegido Presidente y Carlos J. García Vicepresidente. La histórica reconciliación se produjo el 4 de enero de 1976.

En ese mismo año se celebró la nueva unidad con el XXIV Campeonato Mundial, organizado por Colombia en Cartagena de Indias. Cuba y Puerto Rico terminan empatados (8 victorias, 2 derrotas) y había que jugar al mejor de tres encuentros para desempatar, pero el equipo portorriqueño tuvo que regresar y fue declarado forfait dejando el título a los cubanos.

En los primeros días de 1978, se supo que los Juegos Olímpicos de 1984 se celebrarían en Los Angeles y con la ayuda de Peter O'Malley, Presidente de los Angeles Dodgers, se organizó una reunión de la AINBA en esa ciudad, a la que prácticamente acudieron todos los Delegados de los 37 países afiliados a la Federación Internacional. La idea y las posibilidades ofrecidas por un Béisbol Olímpico cimentaron la unidad del proyecto y, ese mismo año en el transcurso de su Sesión celebrada en Túnez, el Comité Olímpico Internacional reconoció oficialmente a la A.I.N.B.A. como el único organismo Internacional de Béisbol, gracias a la colaboración del Presidente Lord Killanin, y a la ayuda de Juan Antonio Samaranch en aquel entonces Jefe de Protocolo del COI.

Campeonato en Europa

Novedad también para el Campeonato Mundial que, por primera vez, se disputó en Europa. Coincidiendo con el 25 aniversario de la fundación de la Federación Europea (F.E.B.), posteriormente rebautizada como Confederación (C.E.B.) y de la Federación de Asia (A.B.F.) tuvo lugar en Italia la XXV edición de esta competición con otro debut importante: la presencia por vez primera de un representante del continente de Oceania: Australia. Cuba, invencible, revalidó su título, seguida de Estados Unidos.

La edición siguiente, la XXVI, se jugó por primera vez en Asia, en Japón en 1980. Los equipos asiáticos (Corea 2° y Japón 3°) no consiguieron derrumbar al coloso cubano que continuó invencible.

El Congreso eligió Presidente al norteamericano Robert Smith, en sustitución de Carlos J. García, al no poder ejercer éste como tal por encontrarse privado de libertad en su país por motivos políticos. Carlos García había sucedido a su vez a Manolo González Guerra aclamado como Presidente de Honor vitalicio.

Campeonato en Asia

En 1982 el Mundial no cambia de continente y se celebra en Corea. Cuba no participa y ganan los anfitriones seguidos de Japón. El mejor bateador es un europeo, Charlie Urbanus, de Holanda, que con 14 de 21 (.667) logra la mejor prestación de toda la historia del Mundial. Será igualado en 1994, en Nicaragua, por el cubano Ermidelio Urrutia.

Volvemos a América en 1984, concretamente a Cuba, donde la formación caribeña se hace de nuevo con el título en la XXVIII edición del Campeonato, imponiéndose con sólo dos derrotas en un torneo con 14 participantes.

También en 1984, en Los Angeles, en el Estadio de los Dodgers, se disputa el torneo Olímpico de demostración con toda la ayuda de esta organización profesional, la primera sin duda en comprender la gran importancia de la actividad y colaboración internacional para el desarrollo del Béisbol. Los encuentros registran una media de 48.000 espectadores, resultando ser el 3er deporte en asistencia de público. Japón consigue el triunfo final.

Siempre en 1984, en el transcurso del Congreso celebrado en La Habana, Cuba, los delegados acuerdan cambiar el nombre de AINBA por el de Asociación Internacional de Béisbol, IBA. Europa acoge en 1986, la XXVI edición del Campeonato, que se disputa en cuatro ciudades de Holanda y Cuba se hace nuevamente con el título. Por segunda vez un jugador europeo, el italiano Giuseppe Carelli, consigue el título de mejor bateador. En esta edición Cuba pierde, frente a Taipei de China, su último encuentro en un Mundial, hasta la fecha.

El béisbol, deporte olímpico

El 13 de Octubre de ese mismo año se produce un hecho definitivo en el desarrollo del Béisbol Internacional. En la Sesión del Comité Olímpico Internacional celebrada en Lausanne, Suiza, el Béisbol es incluído oficialmente en el programa de los Juegos. Cuatro día más tarde, la ciudad de Barcelona es elegida sede de los Juegos de la XXV Olimpidada que tendrá lugar en 1992, donde se disputará oficialmente la primera Medalla de Oro Olímpica de Béisbol. Es la culminación de un largo y difícil camino, de un enorme y generoso esfuerzo en el que han participado muchísimas personas de muy distintos orígenes y nacionalidades, todas ellas unidas por un objetivo común: hacer del Béisbol un deporte Olímpico.

En 1988 el Campeonato del Mundo se juega de nuevo en Italia y el título se decide en la finalísima entre Cuba y Estados Unidos. Los americanos alinean al joven y extraordinario lanzador Jim Abbot quien, a pesar de faltarle una mano, jugará desde el año siguiente en la Liga Mayor de Estados Unidos. En un disputadísimo encuentro final acabarán imponiéndose 4 - 3 los cubanos.

Robert Smith

En el Congreso Ordinario es reelegido Presidente Robert E. Smith y, en septiembre de ese mismo año, Estados Unidos consigue el triunfo en el torneo Olímpico - el último de demostración - de los Juegos de Seúl Corea.

Resultan menos contrastadas las victorias de Cuba en las dos siguientes ediciones: Edmonton, Canada en 1990, con 12 equipos participantes y Nicaragua en 1994, donde disputa la final contra Corea. Esta última edición reúne de nuevo a 16 países participantes que, por primera vez en la historia de nuestro deporte, han accedido a la competición a través de distintos torneos de calificación continental. Ese es también un paso adelante definitivo.

Cuba también ganó la Primera Medalla de Oro de Béisbol, en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992. La plata fue para China Taipei y el Bronce para Japón.

Entretanto, en el Congreso celebrado en Roma en junio de 1993, ha sido elegido Presidente, por unanimidad, el italiano Aldo Notari que emprende inmediatamente un cambio trascendental, transfiriendo la sede de la Federación Internacional a Lausanne, capital Olímpica, en Suiza. Se trata de una decisión significativa por cuanto privilegia la definitiva integración del Béisbol en el Movimiento Olímpico.

En 1996 se celebra el segundo Torneo oficial Olímpico, en el marco de los Juegos de Atlanta, donde el Béisbol bate su propio record de público, con un total de 1.134.203 entradas vendidas.

El 21 de septiembre de 1996, el Congreso de la I.B.A., reunido en sesión extraordinaria en Lausanne, procede a la histórica apertura a los profesionales para las competiciones internacionales, con 56 votos a favor, 7 en contra y 2 abstenciones. Este es el cambio decisivo, que proyectará al Béisbol hacia el futuro como deporte mundial.

En el Congreso celebrado en 1997 en Pamplona, España, Aldo Notari fue reelegido Presidente de la IBA.

La XXXIII edición de la Copa del Mundo de 1998, que por tercera vez en veinte años (1978,1988 y1998), se disputa en Italia, del 21 de julio al 3 de agosto. Nuevamente son 16 los equipos participantes, todos ellos surgidos de los torneos continentales de calificación, en los participaron más de 50 países. Cuba se impone en la final al vencer a Corea 7-1, Nicaragua conquistará bronce al derrotar de forma indiscutible a Italia 5-1. También compitieron y quedaron en el siguiente orden: Japón, Netherlands, Australia, Dominicana, U.S.A., Panamá, Canadá, China, Chinese Taipei, España, South Africa, Russia.

En 1999 la IBA acordó con la Gran Liga de Béisbol y la Asociación de Jugadores de Estados Unidos la participación de jugadores profesionales hasta la categoría AAA en los torneos de calificación Olímpica para Sydney 2000. En la competición disputada en Winnipeg, Canada, durante los Juegos Panamericanos, el Béisbol fue el primer deporte en número de espectadores y en audiencia televisiva.

Ese mismo año, en el Congreso celebrado en Sydney, Australia, la Federación decidió volver a sus orígenes y cambió su nombre por el de International BAseball Federation, IBAF (FIBA en español).

La expansión de nuestro deporte está garantizada con la apertura a los profesionales y las conversaciones que se llevaron a cabo con las Ligas Mayores de Estados Unidos y de Japón y con la Asociación de Jugadores Profesionales, definitivamente diseñaron el futuro.

En el 2000, último año del segundo milenio (el último año del siglo 20): Olimpiadas de SYDNEY Australia, Estados Unidos acabó el miércoles 27 septiembre con la hegemonía cubana en el béisbol olímpico al blanquear a los isleños 4-0 en el juego por la medalla de oro.

El Torneo Olímpico de Béisbol de Sydney constituyó un rotundo éxito, con una gran asistencia de público: 97,44 % del aforo en el promedio de los 32 encuentros disputados y una competición de muy alto nivel técnico, con la participación de jugadores profesionales y el triunfo de Estados Unidos por primera vez en la competición oficial Olímpica. Cabe destacar en el Torneo de Béisbol de Sydney el debut de Africa en la historia del Béisbol Olímpico.

La participación de los cinco continentes demuestra el crecimiento internacional del Béisbol. En el último Congreso Ordinario de la Federación Internacional de Béisbol, celebrado con una participación record de 81 países en Lausanne, SUI, en mayo del 2001, Aldo Notari fue reelegido Presidente por aclamación y el Comité Ejecutivo de la IBAF fue renovado en diez de sus catorce puestos, con ocho nuevos miembros, dos cambiando de posición y cuatro repitiendo en el cargo.

2001, nuevamente y por enésima vez Cuba demuestra su supremacía vence a Estados Unidos 5-3 y gana el Campeonato Mundial en Taiwán China, previamente Taiwán derrota a Japón 3-0 y se lleva el bronce.

Jorge Touriz - Las Grandes Ligas.com

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

10ª Etapa: Sainz gana su sexta etapa y vuela hacia el título

El piloto español consiguió su sexto triunfo parcial y amplió su ventaja...

Ferrari presenta auto para la temporada 2009

La escudería italiana presentó el vehículo que utilizará en la competencia de...

Michael Phelps regresa al escenario de sus triunfos

Se ha sumergido de nuevo en el Cubo de Agua en Pekín...
Búsqueda