> Deportes

AL BAT

Academias en Venezuela y el Cesped Natural

Por Jesús Alberto Rubio



Y vuelve el concepto de jugar ¡sobre césped natural en el béisbol de Ligas Mayores! En este gran inicio de campaña El “Rogers Center” de Toronto (ex Skydome); el “Metrodome” de Minnesota y el “Tropicana Field” de San Petersburgo, sede de los Mantarrayas de Tampa Bay, son los únicos parques con grama artificial.

Por primera vez en cuatro décadas, la Liga Nacional está libre del pasto sintético y por ende sus diez equipo jugarán…en pasto natural El último equipo que en el Viejo Circuito tuvo en su parque pasto artificial, fue Montreal, cuyos Expos después de 36 años emigraron a Washington y ahora responden al nombre de Nacionales.

Lo cierto es que el cambio de césped artificial al natural se ha reavivado en los últimos años luego de que pasaron de moda los famosos estadios “multi-intereses” o polideportivos a favor de los más pequeños y confortables parques de béisbol.

Fue precisamente el “Camden Yards” de Baltimore el que en 1992 comenzó a mostrar las bondades de contar con paso natural y ofrecer una estructura del estadio compaginando el pasado con el presente.

Empezó en el Astrodome

Pero, debemos recordar que fue en 1965) cuando llegó por vez primera el pasto sintético a la Gran Carpa: Fue en el momento en que el Astrodome de Houston se convirtió en el primer parque techado en la historia del beisbol de Ligas Mayores, pero por falta de sol y aire, el pasto normal del parque comenzaba agonizar, siendo por ello que Tal Smith, directivo de los Astros, tuvo la ocurrencia de pintar de verde aquellas áreas donde la grama había desaparecido.

Al término de esa temporada, Smith supo que en Nueva York había un gimnasio que funcionaba con pasto sintético... y ahí encontró la solución con la Compañía Monsanto inventora de la carpeta del astroturf, el nuevo pasto sintético artificial para un Astrodome que presentaba toda una nueva tecnología que impactó en aquella época.

Sin embargo, el Astrodome, como los otros estadios techados comenzaron a sentirse como enormes “neveras”, carentes de calidez necesaria en las tribunas para apreciar y disfrutar este deporte y su campo de juego comenzó a representar nefastas consecuencias en los peloteros por sus lesiones en las rodillas, producto de los constantes impactos sobre la grama artificial, réplica sintética más parecida a una alfombra que a la verdosa hierba natural.

Por ello, una gran cantidad de jugadores que jugaron o vieron acción en el Astrodome, el Estadio de los Veteranos de Filadelfia, el Kingdome de Seattle y el Metrodome de Minnneapolis, por citar a sólo cuatro de ese tipo de escenarios.... o quedaron fuera del beisbol por sus lesiones o bien tuvieron que ir a cirugías, con prolongadas sesiones de tratamientos en clínicas de rehabilitación que acortaron sus carreras, precisamente a causa del pasto artificial.

Academias en Venezuela

Mire usted el por qué del gran desarrollo de peloteros venezolanos y que cada vez más se instalan en la Gran Carpa: la apertura de academias de béisbol por parte de equipos ligamayoristas.

Actualmente diez franquicias tienen academias permanentes en aquel país y ellas son: Cincinnati, Filadelfia, Mets de N.Y., Houston, Cachorros de Chicago, Minnesota, Seattle, Baltimore, Pittsburg y Boston.

Y todo empezó en 1989 con los Astros de Houston. Por ello, usted puede ver en Ligas Mayores grandes talentos como el gran pítcher de los Mellizos Johan Santana, primer venezolano ganador del Cy Young en el 2004 (¡Tuvo un mágico 13-0 después del Juego de las Estrellas!); Magglio Ordóñez, ahora con los Tigres de Detroit; Miguel Cabrera, que a sus 21 años de edad es un pelotero fuera de serie con los Marlins de La Florida; el abridor Kelvim Escobar y el efectivo relevista de Anaheim, Francisco Rodríguez, quien por cierto ante la salida de Troy Percival, será su principal cerrador.

Talentos, talentos...

Y hay más: Bobby Abreu (Filis), Carlos Zambrano (Cachorros), Luis Rivas, Juan Rincón y Carlos Silva (Mellizos), Ramón Hernández (Padres), Rafael Betancourt y Víctor Martínez (Cleveland), Carlos Guillén, Ugeth Urbina y Omar Infante (Tigres), Alex González (Marlins), César Izturis, Wilson Alvarez y Giovanni Carrara (Dodgers), Miguel Cairo y Víctor Zambrano (Mets), Freddie García (Medias Blancas), Henry Blanco (Cachorros), Ray Olmedo y Anderson Machado (Rojos), Eddie Pérez (Bravos), Jorge Julio y Melvin Mora (Orioles), Yorbit Torrealba, Edgardo Alfonso y Omar Vizquel (Gigantes); Roger Cedeño (Cardenales), Richard Hidalgo (Texas) y Tony Armas Jr y Alex Escobar (Washington)... entre otros noveles/prospectos.

A la fecha, al menos 47 venezolanos figuran en los rosters de los equipos ligamayoristas para la actual temporada y sólo están siendo superados por Dominicana que tiene alrededor de 93.

Por cierto: ¿por qué ningún equipo ligamayorista tiene alguna academia de béisbol –ni en invierno y verano-- en México? Ahí se las dejo.

subir

imprimir  enviar