> Deportes

Articulo Final

Miles de hondureños en sepelio de Milton "Chocolate" Flores

21/01/2003-17:37(GMT)

Tegucigalpa, 21 ene (EFE).- El portero Milton "Chocolate" Flores, que murió trágicamente el pasado domingo en San Pedro Sula, norte de Honduras, fue sepultado hoy, martes, entre el dolor de miles de sus compatriotas que le acompañaron hasta su última morada.
Sus restos fueron enterrados en La Lima, lugar de nacimiento, donde fue velado hasta hoy a la espera de su padre, Pedro Alfredo Flores, quien el sábado había viajado a Estados Unidos, donde trabaja. La madre de Milton, Janneth Miranda, murió hace ocho años.
Pedro Alfredo dijo ayer, tras llegar a La Lima, que su hijo "vivirá entre los niños que lo admiraban".
Hoy, hombres, mujeres y niños lloraron en la despedida de Flores, quien desde muy joven se convirtió en ídolo de muchos aficionados, que recuerdan como su mejor hazaña el penalti que le anotó a Brasil en los XII Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina, el 18 de marzo de 1995, y otros cuatro que atajó en ese mismo partido.
El partido de cuartos de final, que finalizó empatado 0-0, se definió en tanda de penaltis, que se prolongó a 11, de los que Flores detuvo cuatro y anotó el del triunfo para Honduras.
El jugador, que era integrante del Real Club Deportivo España, murió de varios impactos de bala que le infirieron presuntos pandilleros cuando él se encontraba en el interior de su automóvil con una amiga, quien solamente resultó con una herida leve.
La Policía ha detenido a unos 12 pandilleros entre los que hay varios menores de edad que pudieron haber participado en la muerte del futbolista, de 28 años de edad, según informes oficiales preliminares.
Flores recién había sido convocado a la selección que dirige José de la Paz Herrera, que participará en la Copa de Naciones de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) que se disputará en Panamá en febrero próximo.
Según Herrera, Flores sería el portero titular de Honduras en el juego contra Argentina, que se jugará el próximo 31 de enero en San Pedro Sula.
Herrera dijo hoy, camino al cementerio de La Lima, donde fue sepultado Milton Flores, que el jugador se caracterizaba por su humildad y obediencia.
"No discutía con nadie, no murmuraba, no se quejaba ni buscaba excusas cuando se le hacía algún reclamo o se le corregía, era amigo de todos", remarcó el entrenador, que clasificó a Honduras al Mundial de España'82.
Herrera comentó que Flores estaba ilusionado con llegar a Alemania 2006, y trabajaba con mucha dedicación para recuperar su calidad y liderazgo de años pasados.
Tras su brillante participación en los XII Juegos Panamericanos, Flores despertó el interés de equipos extranjeros, entre ellos el Atlético Celaya de México, que lo tuvo en prueba pero no le contrató.
A raíz de esa fallida experiencia, "Chocolate" Flores bajó su rendimiento y mostró inestabilidad en su posterior trayectoria con el Real España y la selección, aunque en algunas tardes se agigantaba y lo paraba todo.
En la actual etapa de la selección hondureña compartía la meta con Víctor Coello, del Marathón.
Su último partido con Honduras lo jugó el 28 de diciembre pasado ante una selección de Asturias, norte de España, que venció a los centroamericanos por 5-3, en Avilés.
Milton, casado con Roxana de Flores, jugó durante 10 años para el Real Club Deportivo España, de San Pedro Sula, institución de la que desde 1977 el Rey Juan Carlos de España es Presidente de Honor.
Integrantes de la selección nacional, del Real España y otros equipos, dirigentes deportivos, y muchos aficionados, estuvieron en el entierro de Milton Flores, cuya muerte ha consternado a los hondureños en general. EFE
gr/rsm/arh

subir

Terra/EFE

imprimir  enviar