Portada Terra USA > Deportes >

MOTOCICLISMO-VENEZUELA 

Carlos Lavado, el eterno campeón mundial que se resiste a bajarse de la moto

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

05/09/2007 - 15:13(GMT)

Alex Sternberg Caracas, 5 sep (EFE)- Veintiún años después de la conquista de su último título mundial, el venezolano Carlos Lavado sigue disfrutando sobre las motos, una pasión que lo llevó a coronarse en las pistas europeas en la categoría de los 250 centímetros cúbicos.

Historia continua abajo

Hoy, con 51 años, el ex piloto mantiene vivo el entusiasmo de su juventud y en una entrevista con Efe expuso su faceta como instructor de pilotos, sin olvidar en sus evocaciones emocionadas las dificultades que afrontó desde que llegó a las pistas, en 1976.

"Comencé a correr por culpa de (Johnny) Cecotto después de que él compitió en el Mundial de 1975. Empecé a seguirlo en las carreras por radio o en los periódicos porque la televisión no la transmitía", manifestó.

Su llegada a las pistas tuvo "otro culpable": su amigo Gustavo Laya, otro piloto que lo impulsó a correr en Venezuela.

"Me prestó un traje, me preparé y me presenté en la primera válida del Campeonato Nacional del 76 en la categoría fuerza libre.

Corría en la (moto de) 250 centímetros cúbicos que me regaló mi papá y llegué segundo", dijo entre risas.

El camino a Europa parecía quedar a un salto.

"Fui campeón Nacional en 1976, donde hice cuatro carreras en 250 y me preparé para el Mundial de 1978 en la pista venezolana de San Carlos, donde obtuve el primer lugar en la parrilla de salida con una moto de dos años atrás", añadió.

Lavado terminó en segundo lugar, detrás de Kenny Roberts. Su historia se trasladó a Europa, pero el comienzo resultó sombrío: "Me caí en España, en el circuito del Jarama. En Francia y en Italia no clasifiqué", relató con el rostro clavado en el piso.

Su era con Venemotos-Yamaha comenzó en Inglaterra con un modesto puesto 24. La suerte seguía mostrándole la espalda pues en 1979, ya como piloto oficial, sufrió una fractura de tibia y peroné.

Un año más tarde Venemotos lanzó dos equipos al Mundial, uno encabezado por Cecotto y el otro por Lavado, que entonces ganó su primera carrera en el circuito holandés de Assen.

La suerte parecía ahora ser su principal aliada y la consagración llegó en 1983 con el primero de sus dos títulos mundiales.

"Tuve altibajos en las primeras carreras pero después gané en Monza, Alemania, Yugoslavia y Holanda y el Mundial", ratificó.

En 1986, el pulso con el español Sito Pons fue para alquilar balcón. Para Lavado, el ímpetu resultó fundamental para inclinar a su favor la balanza y conquistar su segundo título mundial.

"La moto oficial de 1986 era rápida y, como yo soy muy impetuoso, le daba chola (pisar a fondo el acelerador)", enfatizó, ahora con un brillo alegre en los ojos.

El título lo aseguró en Anderstorp, escenario del GP de Suecia, el 9 de agosto de 1986, pese a su caída en la última prueba, disputada en Misano (Italia). Con 114 puntos en las alforjas, resultó inalcanzable para Pons, a la postre subcampeón, con 108.

La retirada llegó en 1992 y poco después comenzó a compartir su experiencia con las nuevos promesas. En estas clases suelen salir a flote los nombres del germano Anton Mang y del catalán Sito Pons, los grandes rivales del maestro venezolano.

"Mang me fregó bastante veces. Otro que me dio mucho trabajo fue Alfonso "Sito" Pons", recordó con emoción.

"Me divertí bastante en quince años de carreras y las repetiría otra vez con mucho gusto", apuntó.

De los actuales, destacó en la categoría de 250 centímetros cúbicos al español Jorge Lorenzo, ganador de los dos últimos años.

"Rueda bien, tiene buen equipo, lo conozco y con él trabajan antiguos mecánicos míos. Es un chavalito muy inteligente", dijo.

Lamentó la ausencia de pilotos latinoamericanos en los mundiales de motociclismo, en gran parte debido al aumento de los costes para obtener una buena moto.

A pesar de la retirada, Lavado sigue dando "vueltas" por Europa, ya que recibe invitaciones de Italia y España. "Todos los años voy a Mungiello y desde 2004 a Valencia, donde me invitan a carreras clásicas con motos de los años ochenta", concluyó con emoción de novato el "eterno" campeón. EFE as/hbr/jl (con fotografías)

Terra/EFE

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Pachuca vs San Luis: ¡Adiós, San Luis!

Otra vez Paul Nicolás Aguilar hace tiritas a la defensa del San...

Pachuca vs San Luis: Gula

No conformes con la voltereta al marcador, los Tuzos siguieron masacrando al...

Pachuca vs San Luis: La vuelta a la tortilla

Los Tuzos retomaron el control y al minuto 62, Christian Giménez remata...
Búsqueda