Portada Terra USA > Deportes >

BALONCESTO 

Técnico de Celtics aplica lecciones que le enseñó su padre

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS
14/6/2008 - 01:19(GMT)

Doc Rivers piensa a menudo en su padre, quien fue teniente policial en Chicago y le enseñó varias lecciones de vida, que el técnico de los Celtics aplica ahora para guiar a su equipo.

Historia continua abajo

Grady Rivers le enseñó a Doc paciencia, constancia y trabajo duro. El policía ajustaba su horario para ver los partidos de su hijo. Fue técnico en su equipo infantil de béisbol y se enorgulleció cuando Doc se convirtió en una estrella del basquetbol universitario y de la NBA, así como cuando formó su familia.

En noviembre, Grady Rivers falleció tras una enfermedad repentina.

Doc Rivers, criticado otrora por su estilo de dirigir, está ahora a un paso de cumplir el sueño de toda su vida --y la de su padre--. Se encuentra a un triunfo de ganar un título de la NBA que se le escapó durante sus 13 años como jugador.

Rivers está también a un paso de llevar otro título a Boston. Tratará de dar ese paso el domingo, nada menos que el Día del Padre.

Boston tiene una ventaja de 3-1 sobre los Lakers de Los Angeles en la final de la NBA, luego de una remontada histórica en el cuarto partido, el jueves por la noche. A Rivers, cuyo equipo ganó apenas 24 partidos hace un año, se le pidió el viernes en una conferencia de prensa que reflexionara sobre el legado de su padre.

"No puedo...", dijo Rivers, tratando de contener las lágrimas.

El entrenador se quedó callado durante más de medio minuto, incapaz de hablar sobre su padre, mientras un respetuoso silencio cayó sobre las instalaciones de entrenamiento de los Lakers.

"Es muy duro para mí hablar de esto", añadió finalmente, aunque todavía tratando de contener la emoción.

Un reportero le hizo entonces una pregunta más fácil: si dirigirá el partido del domingo con un habano en el bolsillo de su chaqueta, como lo hacía el legendario técnico de los Celtics, Red Auerbach.

"No", dijo Rivers entre risas y con un gesto de agradecimiento por el cambio de tema. "No lo haré. Red está siempre en nuestra mente, por supuesto, pero no haré eso. Hasta donde recuerdo, tenemos que ganar un partido, y en eso tratamos de concentrarnos".

Más repuesto, Rivers volvió a los recuerdos sobre su finado padre.

"El es muy importante en mi vida", dijo Rivers. "Todavía es para mí muy difícil hablar porque no he tenido mucho tiempo para reflexionar sobre esto. La muerte ocurrió inesperadamente durante la temporada. Es algo muy duro. Pero sí pienso en esto".

Los Celtics pueden ganar su 17mo campeonato y su primero desde 1986, si derrotan a los Lakers de Los Angeles en el quinto encuentro, previsto para el domingo. Rivers podría dar así un regalo póstumo a quien le enseñó buena parte de las aptitudes de liderazgo que lo tienen ahora en la final de la NBA.

Terra/AP

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Polonia es pura desilusión

Los polacos empataron con Austria luego de que el juez inglés, Howard...

La selección de Portugal se encerró

El equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari evitó hacer declaraciones a la...

Holanda y Francia prometen buen fútbol

Holanda igual no quiere relajarse luego de la aplastante victoria ante Italia,...
Búsqueda