HEADER MARKUPS

 
 

Entretenimiento » Cine

 'Freedom Writers', una cruda verdad de las minorías
4 de Enero de 2007 15:41

Freedom Writers

Freedom Writers
Foto: Sitio Oficial

La nueva película de Hilary Swank, "Freedom Writers", retrata con cruda honestidad los problemas que enfrentan las minorías en una escuela pública de Los Angeles, dice María Reyes, una latina en cuya vida se inspira uno de los personajes principales.

La cinta, que se estrena el viernes en Estados Unidos, relata cómo la profesora Erin Gruwell, una joven idealista recién graduada, luchó contra un sistema educativo obsoleto a principios de los 90 y logró sacar adelante a un grupo de estudiantes de una secundaria con grandes índices de deserción escolar y romper la intolerancia racial que existía entre ellos.

"La película es extremadamente abierta y real", declaró Reyes en una entrevista reciente con la AP en Nueva York, acompañada por la actriz April Hernández, quien la encarna en el papel de Eva.

"La primera vez que la vi fue difícil", añadió. "Quería salir corriendo del teatro, pero no podía sentir las piernas".

Para Hernández, una neoyorquina de 26 años criada en el Bronx, muy lejos de las pandillas con las que Reyes creció, conocer a la verdadera estudiante fue su mejor preparación para el rol.

"Ella fue muy abierta a cualquier pregunta", dijo la actriz, quien ha trabajado en series de televisión como "ER" y "Law & Order". "Yo nunca supe lo que era estar en una pandilla y no tener ninguna opción".

El personaje es uno de los más poderosos de la película, pues atraviesa las mayores dificultades --como el encarcelamiento injusto de su padre y ser la única testigo de un asesinato perpetrado por un latino del que un negro fue inculpado-- y sufre la mayor transformación.

"Fue extremadamente intenso", dijo la actriz sobre el rodaje. "El director (Richard LaGravenese) creó esta atmósfera de separación y... yo creé mi propio espacio. Todos eran el enemigo para mí".

Agregó que una de las escenas más difíciles para ella fue cuando Eva explota tras un largo silencio diciéndole a la profesora: "Odio a los blancos". La señorita Gruwell es de raza blanca.

¿Qué tanto se parece Eva a María?

"Son muy similares", reconoce Reyes. "Mis padres me enseñaron cómo ser espabilada, cómo sobrevivir. (Luchar en la calle) es una habilidad que se adquiere muy rápido. Ese era el mundo al que yo pertenecía".

En el filme --como ocurrió en la vida real-- la señorita Gruwell le enseña a los alumnos a través del Holocausto y la lectura del "Diario de Anna Frank" que ellos no son los únicos que han sido perseguidos por su raza y que la discriminación no se limita a negros, asiáticos o latinos.

Les reparte cuadernos para que hagan cualquier tipo de anotación cada día, desde un dibujo, hasta una canción, un pensamiento o alguna experiencia de su vida; y les dice que los calificará con sólo ver que hayan agregado algo, pues "cómo se puede corregir la verdad". También les da la opción de decidir si ella puede o no leer lo que escribieron.

De estas anotaciones eventualmente nace el libro "The Freedom Writers Diary" (1999), del que deriva el título de la película.

"Mantengo un diario hasta el día de hoy y reflexiono sobre estas cosas (que escribo)", manifestó Reyes, y Hernández agregó: "Siempre había mantenido un diario, especialmente después (de la película)".

En la vida real, Reyes pensó que sería víctima de las estadísticas y no llegaría a graduarse de la escuela. Sin embargo, la llegada de la "señorita G" --como ella la llama-- cambió su vida y no sólo terminó la secundaria, sino que se graduó de la Universidad de California con una especialización en Inglés y desea seguir los pasos de su mentora.

"Quiero dedicarme a la educación", indicó. "La educación debe cambiar radicalmente. Hay que crear una diferencia".

Los verdaderos protagonistas del relato aún se mantienen en contacto y se reúnen una o dos veces al año, dijo Reyes, agregando que ella y su profesora "nos hemos enseñado tanto la una a la otra. Ella es muy idealista, no ha cambiado en ese sentido".

Sobre la actuación de Swank como la señorita Gruwell, la estudiante quedó satisfecha con la dos veces ganadora del premio Oscar. "Hilary capturó su esencia, sus manierismos... la chispa en su mirada", dijo con una sonrisa.

En cuanto a sus expectativas con el filme, desea "que la gente salga sintiendo que puede hacer algo, una diferencia en la vida de alguien".

Hernández, por su parte, dijo haber crecido como persona durante la filmación de "Freedom Writers" y espera "que desate una reacción y que la gente se dé cuenta de que, sin importar cuál sea la situación, hay esperanza".

AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.