HEADER MARKUPS

 
 

Entretenimiento » Entretenimiento

 ¿Tapa de Vogue con Gisele y LeBron James es racista?
25 de Marzo de 2008 16:41

Cuando anunció que su tapa de abril incluiría a la modelo brasileña Gisele Bundchen y el basquetbolista LeBron James, Vogue dijo orgullosamente que sería la primera vez que un hombre de raza negra sale en su portada.

No imaginó que la foto generaría polémicas y algunos comentaristas se quejarían de que perpetúa estereotipos raciales negativos.

Esos comentaristas sostienen que James parece un gorila que muestra sus dientes mientras juega con una pelota con una mano y tiene la otra alrededor de la cintura de Bundchen.

A más de uno le recordó la imagen de King Kong con Fay Wray, la protagonista de la primera versión de la película sobre el gorila que se enamora de una rubia.

"Transmite la imagen de un negro peligroso", opinó Tamara Walker, una mujer de 29 años de Filadelfia.

La aclamada fotógrafa Annie Leibovitz tomó la foto, parte de una serie que aparece en la revista. El portavoz de Vogue Patrick O'Connell dijo que la idea era "celebrar a dos superestrellas que están en la cima".

"Consideramos que Lebron James y Gisele Bundchen se ven divinos juntos y nos sentimos honrados de tenerlos en la tapa", expresó.

James declaró al diario The (Cleveland) Plain Dealer que estaba complacido con la foto de tapa, en la que quiso "transmitir un poco de emoción".

"Todo lo que hago lo comentan, para bien o para mal", manifestó el basquetbolista. "¿A quién le importa lo que dicen'".

Un analista de la industria periodística, Samir Husni, opinó que la foto es provocativa adrede. "Está claro que trae a la mente a King Kong", sostuvo. Acotó que Vogue es una revista que piensa las cosas y no prepara tapas a las apuradas.

"Cuando una portada le recuerda a la gente a King Kong y refleja esos estereotipos --un negro que desea a una blanca--, no es algo inocente", expresó.

O'Connell, el vocero de Vogue, se abstuvo de comentar esas afirmaciones.

En una artículo difundido por el portal ESPN.com, la columnista Jemele Hill dijo que la portada "es memorable por las razones equivocadas". Pero acotó en una entrevista que la imagen de la tapa no era inusual, ya que los atletas blancos generalmente son mostrados sonriendo y los negros transmiten una imagen "medio salvaje".

Por ejemplo, una foto de tapa de Sports Illustrated mostró al ex basquetbolista Charles Barkley liberándose de los grilletes que tenía en el cuello y las muñecas. Otro basquetbolista, Dennis Rodman, apareció en la portada de Rolling Stone con cuernos y sacando la lengua.

Las imágenes de deportistas negros que parecen agresivos y amenazantes "refuerza la visión de los negros como delincuentes", afirmó Damion Thomas, profesor adjunto del Departamento de Kinesiología de la Universidad de Maryland.

Pero otros hacen notar que la expresión de James es la misma que tiene cuando juega. Y que Bundchen no parece asustada ni mucho menos.

"James es una hermosa estatua masculina negra, inmensa, y Gisele es una muñeca femenina sexy y preciosa", opinó Christa Thomas, contadora de 36 años de Los Angeles, de raza negra.

"No le vi ningún tono racista. Creo que todavía somos demasiado sensibles a la cuestión racial en este país", indicó.

Husni dijo que es demasiado pronto para saber cómo se vende la revista, pero destacó que la controversia podría aumentar el interés ya que mucha gente querrá tener lo que puede ser considerado un "número para coleccionistas".

Walker señaló que el revuelo refleja la necesidad de una mayor diversidad en los sitios de trabajo.

"Si en Vogue hubiera más gente de color en posiciones editoriales altas, tal vez alguien se hubiera dado cuenta de que la foto podía ser vista como la estamos viendo muchos, y hubiera tenido suficiente poder como para hacer algo al respecto", manifestó.

AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.