Halloween
 


La historia de "Halloween"

Tiempo atrás

El Imperio Romano

Una Tradición americana

De regreso a las calles

Las Calabazas de Halloween

Una fiesta de chicos y grandes

LAS CALABAZAS DE HALLOWEEN

Las calabazas labradas o "Jack-o-Lanters", según algunos, proceden del folclor irlandés. Según una historia bastante difundida, un hombre llamado Jack, conocido por borracho y pendenciero, logró convencer al mismo diablo para que se trepara a un árbol. Jack labró una cruz en el tronco del árbol y atrapó al maligno en el árbol.

Cuando Jack murió, según prosigue la historia, le fue negado el ingreso al cielo, debido a sus malos actos cuando estuvo vivo. Pero también se le negó acceso al infierno por lo que le había hecho a Satanás. El demonio, más bien, le proporcionó a Jack una linterna para que pudiese caminar entre las sombras. El cirio estaba colocado dentro de un nabo y así su llama era perdurable.

Los historiadores han establecido que los irlandeses, inicialmente, utilizaban los nabos como linternas y simbolizaban las almas de los muertos. Al parecer, cuando inmigraron a América, comprobaron que las calabazas eran más grandes y más convenientes para ser utilizadas como linternas o ¨Jack´s lanterns¨.