ODIO QUERERTE

La ironía se hizo parte de la vida
mientras la vida misma juega con nosotros
y en la espera agonizante
de la mariposa en convertirse de nuevo en oruga
yo me encuentro ahogado en tu perfume
que aún pertenece en mi piel
en tu voz que le susurra a mi alma.

Reina de todos mis territorios
fiel guía en este mundo de sorpresas
ayúdame a dejar de quererte
por muy extraño que parezca
porque este sentir es ilógico
irracional,
como el amor condenado a morir
de dos rosas en diferentes cúpulas de cristal.

Quisiera bañarme de tí
llenarme de tí
pero no debo,
porque si tan solo tus ojos son adicción
sería insano cumplir mis deseos
moriría paulatinamente agonizando en tu mirada
con tan sólo un beso bastaría
para convertirme en esclavo de tus pisadas
fundirme en tu sangre
perder mis horizontes.

Por eso te pido mi pequeña niña
que tengas paciencia en tu andar
deshojes interminablemente la flor del tiempo
mientras yo amándote por siempre
trato desnudar al adiós
del significado lánguido que tiene para los dos.

Juan de Jongh