Portada Terra USA>

Mujer


13/Ene/2000

LA REHABILITACIÓN DESPUÉS DEL INFARTO CEREBRAL

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

El infarto cerebral, durante el cual, la interrupción del flujo de sangre daña los tejidos del cerebro; deja a los pacientes con deficiencias en los movimientos, el equilibrio, la resistencia, la sensibilidad, la visión, la comunicación y aún el juicio y las emociones.

Una vez superada la emergencia, los pacientes pueden rehabilitarse con la asistencia de instructores especializados en ejercicio clínico.
Historia continua abajo

La primera consideración en la preparación de un programa de rehabilitación física es el grado de espasticidad del paciente después del ataque cerebral. La espasticidad es el tono muscular anormal o la rigidez excesiva de los músculos.

"La espasticidad es un síntoma común después del infarto cerebral y empeora con el estrés", explicó Mary Jo Korn, una instructora física que también es vicepresidenta de Edgewater Rehabilitation Associates, una clínica de rehabilitación en Northbrook, Illinois.

Por eso durante los ejercicios con pesas del paciente, debe hacerse un incremento gradual y lentamente y "debe empezarse cada sesión con una postura cautelosa, por ejemplo sentado", agregó Korn.

Si el paciente no ha podido mantenerse parado o caminar por un tiempo, tiene un riesgo mayor de que haya osteoporosis. Debe tenerse mucho cuidado en evitar las caídas o ponerle mucho peso a las articulaciones.

Ayudar al paciente a mejorar
El paciente debe hacer ejercicios de estiramiento cada día para recuperar la flexibilidad de los músculos; para ello se recurre a la ayuda del instructor o un familiar que haya aprendido las técnicas adecuadas.

"Los cambios en el tono muscular, el equilibrio y, a veces, en la visión, pueden causar que la víctima de un ataque cerebral adopte una postura encorvada o inclinada", dijo Korn. "La rehabilitación de la postura es esencial para que se recupere el movimiento normal. Hay que enfatizar la extensión del cuello, el tronco, las caderas y las rodillas".

Bajo la supervisión del médico, se puede iniciar los ejercicios de acondicionamiento cardíaco. El paciente quizá tenga temor a los tropezones y caídas, para ésto, pueden ayudarle los ejercicios que mejoran el equilibrio.

"Si el infarto fue resultado de una acumulación de grasas en las arterias, el cambio de la dieta puede contribuir a preservar la vida del paciente", según Korn.

Asimismo, el peso excesivo sobre las articulaciones incapacitadas aumenta el riesgo de lesiones o de cambios artríticos; al tiempo que, aumenta las tensiones sobre el sistema cardiovascular.

Según Korn, algunas víctimas de infarto "experimentan una disminución del juicio, o tienen arranques de mal humor, se sienten apáticas, impacientes, o están deprimidas o ansiosas".

"A veces se necesita la medicación y la psicoterapia. El mejorar en todo lo que sea posible de la condición física, también ayuda a la capacidad para aprender o re-aprender, y da al ánimo un ímpetu muy beneficioso", señaló Korn.

Terra

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Summer Splash

Conoce lo último de la moda para este verano.

Besos

Descubre cómo le gustan los besos a los famosos.

Miami Fashion Week

Estéfano habla en exclusiva para Terra.com

Búsqueda

Links de Interes