BUSCA

Jóvenes hispanos 

Los que más consumen droga y éxtasis

Los jóvenes hispanos son los que más consumen la droga éxtasis en los EEUU, de acuerdo a estadísticas de la organización Partnership for a Drug Free America divulgadas.

Un 15 por ciento de los jóvenes hispanos en este país han usado esta pastilla por lo menos una vez en su vida, de acuerdo a un estudio realizado en 2001 por esta entidad entre estudiantes del séptimo al décimo segundo grado, informó el periódico "Hoy".
Historia continua abajo

De acuerdo a ese estudio, un 12 por ciento de estudiantes blancos indicó haber usado éxtasis por primera vez, y el porcentaje de los negros que había probado esta droga era de un 9 por ciento.

Además, un 13 por ciento de los jóvenes hispanos encuestados dijo haber usado la droga en el año 2001, frente a un 10 por ciento de los jóvenes blancos y un 7 por ciento de los negros.

Pese a que el estudio determina que los jóvenes hispanos son los que más consumen la droga, Francisco Cruz, joven de 28 años entrevistado por el rotativo, opinó que son los blancos los que la usan con más frecuencia y que son ellos quienes la venden, lucrándose de las minorías.

Éxtasis, un regalo en los clubes de moda
"Probé éxtasis cuando salía con mis amigos a clubes nocturnos. Primero, la conseguí regalada, usualmente por 'blanquitos' que más tarde me cobraban diez dólares por cada una", aseguró.

Mientras tanto el uso de otras drogas como el LSD, cocaína, crack y heroína se ha mantenido estable.

Thomas Hedrick, vicepresidente de Partnership For a Drug Free America, comentó que en 2001 el consumo del éxtasis entre los adolescentes ascendió a un 13 por ciento en EEUU, una cifra alarmante porque la pastilla no sólo es usada para desinhibir, sino que activa las relaciones sexuales entre sus usuarios, señala además el rotativo.

Las fiestas, el lugar más propicio para consumir drogas
La joven Jessica Figueroa comentó al diario que nunca ha usado el éxtasis pero sí su amiga, quien la consumía con otras amistades durante las fiestas.

"Ahora (mi amiga) no se acuerda con quién tuvo sexo ni cuál de esos amigos es el padre de su bebé", comentó la joven.

Lynn Smith, de 19 años, recuerda por su parte que estuvo a punto de morir por el uso de éxtasis, que acelera la serotonina en el cerebro, haciendo perder la razón a los consumidores.

Conseguir las pastillas, algo sumamente fácil
"Conseguir las pastillas fue más fácil que ordenar una pizza porque fue mi mejor amiga quien me hizo probar la droga", dijo Smith, quien recomienda a los padres tener el control de sus hijos en todo momento.

"Deben chequear con quién salen sus hijos a divertirse y qué cambios anímicos muestran. No hay que confiar en nadie", afirmó Smith, quien tras superar su adicción recorre ahora el país para advertir a los jóvenes en contra del éxtasis.

Hedrick comentó además que el consumo del éxtasis en EEUU se compara a la época cuando el consumo de la cocaína aumentó en este país.

"El alucinógeno puede dañar las neuronas, pero los adolescentes las consideran igual que consumir bebidas alcohólicas, tabaco, marihuana o inhalantes", dijo el vicepresidente de "Partnership For a Drug Free America.

Terra/Efe