Portada Terra USA > Mujer > Belleza >

Belleza 

Las claves de una piel sana

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

El cuidado de la piel va mucho más allá de mantener su apariencia suave y tersa. La higiene, la humectación y los hábitos alimenticios pueden hacer la diferencia entre una piel sana y una propensa a las infecciones y manchas.


Historia continua abajo

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. En toda su extensión alcanza unos dos metros cuadrados de superficie. Su función es proteger el cuerpo de agresiones externas, mantener su forma y establecer relaciones sensoriales con el medio ambiente.

Según explica la dermatóloga Patricia Apt, una buena higiene e hidratación son los cuidados básicos que ayudan a mantener una piel sana y protegida contra infecciones. Asimismo, el consumo de agua y una alimentación abundante en frutas y verduras aportan las vitaminas que la piel necesita para su adecuada defensa.

Higiene diaria y cuidadosa

La limpieza diaria debe realizarse con productos suaves que no alteren el manto ácido de la piel, que no irriten ni sean muy perfumados, pero ayuden a eliminar la grasa y suciedad acumuladas.

Además se debe utilizar materiales que no raspen ni froten fuertemente nuestra piel. "El manto lipídico de la piel es protector, por lo tanto se necesita una limpieza suave y como máximo, una vez al día", explica la dermatóloga.

Cremas y aceites hidratantes

Permiten recuperar la humedad perdida y son particularmente útiles si el frío y el viento resecan la piel. "Lo importante es que la piel absorba bastante agua en forma activa o pasiva; a muchas cremas se les agregan sustancias cosméticas para desmanchar o prevenir las arrugas, pero lo importante es que contenga propiedades hidratantes y emolientes, lo que permite recuperar el agua", dice la doctora.

Atención con la ropa

Cuidar la piel de todo el cuerpo implica evitar usar ropa o zapatos con materiales que favorezcan la aparición de hongos por la creación de un ambiente húmedo; o bien que puedan causar heridas o alergias en la piel."Cuando los pacientes son más sensibles o alérgicos, tienen que evitar los materiales como las lanas y las telas sintéticas y preferir el algodón. Recomendamos también sacarle las etiquetas porque irritan", dice la doctora.

Prevenir infecciones

Si ocurre algún pequeño accidente cuya consecuencia es una raspadura, una herida en la piel o quemaduras, para evitar las infecciones es necesario lavar inmediatamente la zona con agua. En caso de granos o ampollas es importante no tocarlas ni apretarlas. "Apretar cualquier zona de la piel va a generar marcas, manchas y riesgos de infección, por lo tanto es muy importante que la gente se realice una limpieza sin dañar la piel, porque muchas de estas infecciones requieren tratamientos muy largos o a veces no tienen tratamiento", recomienda la doctora. Además, en caso de infecciones se debe consultar, porque se puede requerir antibióticos.

Proteger del sol

Es necesario no sólo porque favorece el envejecimiento, sino que el exceso puede derivar en un cáncer. "Después de la limpieza y una buena hidratación, es muy importante protegerse del sol, porque mancha, envejece y puede provocar daño solar agudo, quemaduras y daño solar crónico, que se traduce en manchas, marcas y hasta cáncer de piel. Para eso, recomiendo siempre un factor sobre 25".

Alimentación

Una buena alimentación es básica para mantener una piel sana. Debe moderarse el consumo de carnes y priorizarse el consumo de frutas y verduras, alimentos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E.

Esta última una de las más importantes para el cuidado de la piel, ya que previene la degeneración celular, ayuda en el proceso regenerativo en caso de cicatrices y acné y contribuye al aumento del flujo sanguíneo de la piel, mejorando la alimentación del tejido y, con ello, la elasticidad y reducción de las arrugas. "Los hábitos son muy importantes: tomar abundante agua, comer sano, muchas verduras y frutas, y evitar los colorantes, muchos condimentos, el alcohol y el tabaco. Todo eso repercute en una piel menos sana", dice la dermatóloga.

Importancia del sueño

Las células se producen y recuperan su fuerza cuando se duerme, ayudando a mantener una piel en buen estado.

"Un buen descanso recupera la piel, la oxigena y disminuye el estrés", resume.

Fuente: Terra Chile

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Multitudinario adiós a Yves Saint-Laurent

El presidente francés Nicolás Sarkozy, su esposa, Carla Bruni y personalidades del...

Los premios MTV Movie, "a la moda"

Estrellas como Charlize Theron y Sarah Jessica Parker exhibieron lo último en...

Funeral de Yves-Saint Laurent será en Francia

El adiós al diseñador francés será en París el jueves, así lo...
Búsqueda

Links de Interes