BUSCA

Embarazo & Bebés
Consulta 

¿Es normal perder el deseo sexual cuando se está embarazada?

Terra y Sexsalud, intentan responder las dudas que tienen nuestras usuarias. A continuación la carta de una de ellas y la respuesta de un prestigioso psiquiatra

Historia continua abajo




noticias Sexo según la edad

noticias El masaje en pareja

noticias Las diferencias entre hombres y mujeres se gestan en el cerebro




Estoy embarazada y mi deseo por tener relaciones con mi esposo ha disminuido notablemente. A veces tengo asco de mirarlo desnudo y cuando intento tenerlas no lubrico nada y me es casi imposible llegar a la penetración, ya que estoy completamente seca y sin nada de ganas. ¿Es esto normal o qué me está pasando al respecto?

Estimada Lectora: Lo que describe es un problema que se da con demasiada frecuencia. Es una pena y una lastima que un gran número de parejas, inmerecidamente, les toca vivir una situación de esa naturaleza.

Hay varias razones por las que esta falta de líbido se da. En primer lugar, el trastorno hormonal. Desde temprano en el embarazo, aproximadamente durante las diez a doce primeras semanas, los cambios hormonales causan grandes variaciones en el estado de ánimo de la mujer.

El llanto, la melancolía, los celos, la desconfianza se interponen en la pareja, muchas veces sin una razón que lo justifique. El trastorno hormonal puede inducir falta de lubricación vaginal, por ende dolor y displacer.

Luego los cambios físicos. Es decir, el cambio en su apariencia, la aparición de estrías y manchas afectan la auto imagen y a veces la autoestima de la mujer.

O bien, despierta ciertas incomodidades en el hombre. Algunos que no pueden disimular, y lo hacer obvio a su pareja.

Claro que la reacción femenina para estos escenarios es un decaimiento de la libido, o bien, las reacciones hostiles que Usted describe.

La explicación psicológica predominante para el fenómeno es que el embarazo marca el preludio al pináculo del rôle biológico de la mujer, i.e., la reproducción y perpetuación de la especie.

Es decir, ¿¿qué cosa mejor me puede pasar que ser madre?¿ El aparato psíquico se vuelca hacia sí mismo gozando de los placeres de la maternidad.

Fuente: Dr. José Roberto Lizama - Psiquiatra

1 | 2 | Siguiente >