Portada Terra USA > Mujer > Belleza >

 

Inyecciones de colágeno

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Vivimos en una sociedad que le rinde culto a la belleza física y donde cada persona trata de mejorar el aspecto del suyo, eliminando en lo posible todo lo que lo afee.

Lo mismo que pasa en nuestro barrio, donde de pronto desaparece una antigua residencia y en sólo unos meses vemos nacer desde los cimientos un nuevo edificio, pasa con los cuerpos.
Historia continua abajo

La amiga, que hoy lamenta la ausencia de un buen derriére, podemos encontrarla en la calle unas semanas después luciendo un trasero tan despampanante como el de Jennifer López o asomando al escote unos senos que serían la envidia hasta de Pamela Anderson.

En esa categoría de transformaciones, aunque no tan radicales, caen esas primeras líneas que comienzan a aparecer en nuestro rostro y que casi sin darnos cuenta se van convirtiendo en arrugas.

Esas líneas delatoras
Esas indiscretas líneas que asoman en zonas tan visibles como las comisuras de los labios, los "paréntesis" que van desde la nariz hasta la boca, en la frente, el entrecejo¿ ya no son invencibles, puedes suavizarlas y hasta borrarlas con unas simples inyecciones de colágeno.

Y ¿qué es el colágeno?
El colágeno es una de las proteínas de la dermis que mantiene la unión de los tejidos subcutáneos y cuyas terminaciones sostienen la piel, dándole firmeza y tersura. Cuando el colágeno se deja de producir o se desgasta por los efectos de los rayos de sol, es que se van formando primero finos surcos, y después las temidas arrugas.

Las inyecciones
El colágeno inyectado es la manera más directa de reemplazar su pérdida en el organismo. El que se inyecta es un derivado del colágeno natural del ganado vacuno esterilizado y sometido a un proceso de purificación, que lo hace muy parecido al de los seres humanos.

Las reacciones alérgicas
Pero ¿cómo reacciona el organismo ante las inyecciones de colágeno? Se ha comprobado que se trata de una sustancia segura que produce raramente reacciones alérgicas. Así y todo, siempre, antes de someterse a un tratamiento, es recomendable que la persona se haga una prueba para asegurarse de que no es alérgica a la sustancia.

Para ello, se le pone una pequeña cantidad de la mezcla en el antebrazo y se mantiene en observación por un mes. Si no hay reacción alérgica, entonces se le empieza el tratamiento. Como el colágeno se mezcla previamente con xilocaína, un anestésico local, la persona tampoco puede ser alérgica a esta sustancia.

El procedimiento
El procedimiento consiste en ir inyectando gotitas de la sustancia a todo lo largo de la línea o arruga que se quiere rellenar. Estas inyecciones deben aplicarse cada semana o cada dos semanas en una misma zona. Dependiendo de la profundidad de esas líneas, esto puede tomar de 3 a 6 sesiones. El paciente debe saber desde el principio que va a necesitar varias inyecciones y que, según el lugar, el procedimiento puede ser más o menos molesto.

Una manera de hacerlo más tolerable es insensibilizando la zona en que se van a hacer las aplicaciones, rociando en ella una sustancia helada. Una de las zonas más sensibles, sin embargo, de las más necesitadas de reemplazo de colágeno es el labio superior.

La duración del efecto
Una vez que las líneas han desaparecido, se mantienen así por un período de 8 a 12 meses. Sin embargo, después de transcurrido ese tiempo, el colágeno es reabsorbido por el organismo y las líneas van apareciendo de nuevo. Por eso, se recomiendan hacer después de pasado cierto número de semanas algunos retoques para mantener los efectos deseados. Este tratamiento se puede calificar de "individual", porque el paciente puede ir midiendo lo mucho o lo poco que quiere en cada sesión.

Los distintos tipos de colágeno
Existen 3 tipos de inyecciones aprobadas por la FDA (Administración de Medicinas y Alimentos) de los Estados Unidos: el "Zyderm I", con un 30% de colágeno y un 70% de agua, que es el más suave. El "Zyderm II", con un 65% de colágeno y un 35% de agua. Muchos médicos lo prefieren porque dura más y tiende a rellenar mejor las líneas arrugadas.

Y por último, el "Zyplast", que se recomienda para rellenar las líneas más profundas. Es el mejor para los pacientes que tienen depresiones que van desde la nariz hasta las comisuras de los labios.

Efectos secundarios de las inyecciones
El más molesto, pero poco frecuente, es la aparición de pequeñas protuberancias en los lugares de los pinchazos, por lo que se recomienda que se apliquen cantidades muy pequeñas en cada inyección.

Normalmente esas protuberancias se disuelven rápidamente, pero si duran, una pequeña dosis de cortisona resuelve el problema. Otra posible complicación es que la piel se enrojezca cuando la aguja toca un vasito capilar, lo que desaparece en 1 ó 2 días, a lo más. También a las personas de piel más morena pueden inflamársele los lugares donde han recibido los pinchazos que se les ven más oscuros. Estos se aclaran fácilmente con tópicos decolorantes.

Conclusión
Como ve, las inyecciones de colágeno parecen ser una solución efectiva para eliminar las líneas del rostro, frecuentes inclusive en personas relativamente jóvenes, y que son causadas por los efectos de los rayos del sol o porque esas personas gesticulan demasiado al hablar. Si es de las que tiene líneas superficiales o profundas en su rostro, no lo dude, las inyecciones de colágeno representan una manera rápida y económica de hacerlas desaparecer y de que vuelva a lucir después de unas pocas sesiones una piel tersa y juvenil.

Terra/María Miranda

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Multitudinario adiós a Yves Saint-Laurent

El presidente francés Nicolás Sarkozy, su esposa, Carla Bruni y personalidades del...

Los premios MTV Movie, "a la moda"

Estrellas como Charlize Theron y Sarah Jessica Parker exhibieron lo último en...

Funeral de Yves-Saint Laurent será en Francia

El adiós al diseñador francés será en París el jueves, así lo...
Búsqueda

Links de Interes