BUSCA

BabyCenter 

11 pasos para enseñarle a tu niño o niña a ir al baño

Una de las etapas del desarrollo de los niños que los padres suelen esperar con ansiedad es el momento de quitarles el pañal. Después de haber cambiado cerca de dos mil pañales al año (calcula unos 6 al día), seguramente no veas la hora en que tu pequeño empiece a ir al baño solito. Lo que pocos mamás y papás saben es lo mucho que se puede tardar. Y aunque es verdad que algunos niños aprenden en pocos días, también es cierto que muchos otros tardan varios meses. La posibilidad de que logres enseñarle a tu hijo con éxito aumentará si aprendes las reglas básicas del entrenamiento, y logras transmitírselas con claridad a tu niño.

articulo Qué hacer cuando no quiere ir al baño
articulo La retirada del pañal: ¿estará listo mi hijo para ir al baño solito?
articulo Tips para el aprendizaje del uso del baño
articulo Adiós a los pañales: Un logro, un premio
articulo La edad y tiempo ideal para dejar los pañales
articulo ¡Quítale el pañal
articulo Incontinencia urinaria y otros problemas en niños

Historia continua abajo

Escrito por el equipo editorial de BabyCenter

  • Primer paso:
Identifica las señales de que tu niño está listo

Algunos niños están preparados para empezar el proceso de retirada del pañal a los 18 meses de edad, pero hay otros que no demuestran el más mínimo interés hasta que tienen 3 años o más. En Estados Unidos, la mayoría de los padres empiezan a entrenar a sus hijos cuando tienen entre 2 y 2 años y medio, pero en muchos países latinos se solía empezar mucho más temprano, sobre todo en generaciones anteriores, cuando los pañales se tenían que lavar a mano (¡y hasta hervir!) en casa. O sea que no te sorprendas si tu madre o tu suegra insisten en decirte que les quitaron los pañales a sus hijos antes de que cumplieran un año. Es posible que lo hayan hecho, pero quizás dedicaban una buena parte de su tiempo a limpiar "accidentes", ya que a esta temprana edad los niños aún no tienen la capacidad de controlar sus funciones corporales. Físicamente, la mayoría de los niños desarrollan la capacidad de controlar sus esfínteres alrededor de los 3 años, y hasta los 5 años se considera normal que tengan algunas instancias de incontinencia urinaria.

Hoy en día, con la facilidad de los pañales desechables y el conocimiento de que no es bueno forzar a los niños antes del debido momento, lo mejor es esperar a que tu hijo empiece a mostrar ciertas señales de que ya está listo para empezar a ir al baño solito en lugar de presionarlo a que empiece a entrenarse sin estar preparado. Algunas preguntas que puedes hacerte para ver si está listo son: ¿obedece instrucciones sencillas?, ¿camina y se sienta solito?, ¿trata de imitar a los adultos o hermanitos cuando van al baño? Recuerda también que algo que te haya ido muy bien con tu primer hijo podría no funcionar con el segundo. Lo bueno es que los hijos que vienen después suelen aprender con mayor rapidez que los primogénitos, aunque los varoncitos suelen tardar más que las niñas.

Piensa también en otros factores aparte del nivel de desarrollo y preparación de tu hijo. Si en este momento tu pequeño está pasando por un gran cambio en su vida, como ir a una nueva escuela o guardería, o la llegada de un hermanito, es muy probable que el proceso de retirada del pañal se vuelva más difícil, y lo ideal sería postergarlo hasta que la situación se estabilice.

Tampoco tiene sentido empezar a enseñar a tu niño en un momento en que tú no puedas dedicarle el tiempo, la paciencia y el buen humor necesarios. Si estás ocupadísima remodelando la casa, o sufres náuseas debido a un nuevo embarazo, éste seguramente no es el momento de quitarle el pañal a tu hijo. Lo mejor es esperar un par de semanas, o meses, hasta que las cosas estén más tranquilas.

Si la presión para enseñarle a ir al baño viene de parte de tu mamá u otro familiar con muy buenas intenciones, explícales con delicadeza los motivos por los que piensas que ni tú ni tu niño están listos aún, y resáltales que prefieres esperar un rato para poder hacerlo con tranquilidad. Igualmente, si estás fuera de tu entorno habitual, de vacaciones o pasando una temporada en casa de un familiar, lo mejor es esperar. Los inevitables accidentes pueden causar tensiones en casa ajena y tu hijo se sentirá menos cómodo que en su propio hogar.

BabyCenter

1 | 2 | 3 | 4 | Siguiente >