BUSCA

Embarazo & Bebés
BabyCenter 

Hierbas que debes evitar durante el embarazo y la lactancia

El uso de las hierbas en tés, infusiones y remedios caseros se remonta en nuestra cultura a muchos siglos atrás. En 1552 se conocían ya nada menos que 1.200 hierbas. Esta tradición sigue viva entre nosotros. Hoy en día más del 80% de los latinos seguimos usando hierbas para tratar dolencias.

Historia continua abajo

Escrito por el equipo editorial de BabyCenter

Sin embargo, el hecho de de que las hierbas sean productos naturales, no quiere decir que durante el embarazo sean totalmente seguras. De hecho, hay hierbas que pueden tener efectos tan fuertes como algunos medicamentos. Tiene sentido, porque las hierbas son la base de muchas medicinas. Muchos de los químicos de las hierbas traspasan la placenta y pueden dañar al bebé, o bien, pueden pasar a la leche materna.

Por eso, es importante tener mucha precaución. Por ejemplo, una hierba que parece tan inofensiva como la sávila o aloe, que se usa a menudo como laxante para tratar el estreñimiento, puede producir contracciones en el útero. El estafiate, que se utiliza para el empacho y los cólicos, puede producir anormalidades en el feto. Si quieres usar hierbas para tratar algunas de las molestias del embarazo como el ardor de estómago, debes consultarlo con tu doctor. Además, las hierbas pueden ampliar o disminuir el efecto de ciertos medicamentos, por eso es importante que siempre le digas a tu doctor si estás tomando hierbas.

A continuación tienes una tabla sobre las hierbas que usamos con más frecuencia. La tabla está adaptada del libro Esperando a mi bebé: una guía del embarazo para la mujer latina , de Lourdes Alcañiz.

La lista de hierbas que pueden tener efectos sobre el embarazo es mucho más larga. En esta tabla se encuentran solamente las que usamos con más frecuencia los latinos. Hay otras hierbas que consumimos con menos frecuencia pero que, tomadas en grandes cantidades, pueden causar contracciones o producir otro efecto dañino. Por eso, es muy recomendable que consultes con tu doctor antes de tomar cualquier remedio. Puedes imprimir está lista para tenerla a mano.

Hierbas con las que tienes que tener cuidado durante el embarazo:

Agracejo, bérbero (Berberis vulgaris) Estimula las contracciones del útero y el sangrado.

Ajenjo, aluinos (Arthemisia absinthium) Causa anormalidades en el feto. Estimula el sangrado. Pasa a la leche materna.

Angélica (Angelica arcangelica). Estimula el sangrado.

Árnica (Arnica montana). Estimula el sangrado.

Arraclán, frágula (Rammus frangula). Estimula el intestino y puede causar contracciones en el útero.

Arzolla, cardo lechero, cardo de María (Silybum marianum). Estimula el sangrado.

Bolsa del pastor (Capsella bursa pastoris). Estimula las contracciones del útero.

Chuchupate, perejil de campo, levístico (Ligusticum porteri). Estimula el sangrado. Pasa a la leche materna.

Cimífuga azul (Gaulophyllum thalictroides). Estimula las contracciones del útero.

Consuelda, sinfito (Symphytum officinale). Pasa a la leche materna. Tóxica para el bebé.

Cuitlacoche, huitlacoche (Ustilago maydis). Estimula las contracciones del útero.

Culantrillo, avenca, adianto (Adiantum capillus-veneris). Estimula el sangrado y las contracciones del útero.

Chacara, canafístula (Cassia fistula). Estimula el intestino y puede causar contracciones en el útero.

Damiana (Turnera diffusa). Estimula el sangrado.

Dioscorea (Dioscorea villosa). Estimula las contracciones del útero.

Dong quai (Angelica sinensis). Estimula el sangrado.

Epazote, ambrosía (Chenopodium ambrosioides). Estimula el sangrado y las contracciones por el efecto laxante. Pasa a la leche materna.

Estafiate (Artemisia vulgaris). Produce anormalidades en el feto. Estimula el sangrado. Pasa a la leche materna.

BabyCenter

1 | 2 | Siguiente >