HEADER MARKUPS

 
 

Mujer » Realeza

 El drama de la princesa Charlene: atrapada sin salida
5 de Julio de 2011 10:56 actualizado a las 11:23

La princesa Charlene y sus lágrimas en la boda real

La princesa Charlene y sus lágrimas en la boda real
Foto: Reuters

Charlene Wittstock debería ser por estas horas una de las mujeres más felices del mundo: acaba de convertirse en princesa y tiene asegurada una vida llena de lujos, viajes y excentricidades.

Sin embargo, la flamante esposa del príncipe Alberto II parece estar viviendo el drama más real de su vida: ser la mujer de un príncipe con poca popularidad, poco atractivo y muchos secretos.

Pocas horas después de dar el sí en una lujosa boda en Mónaco, Charlene fue protagonista de varios rumores que indicaban que la princesa habría intentado huir al menos tres veces antes de llegar al altar con el príncipe.

Al parecer, Alberto II tendría otro hijo no reconocido -además de los dos que ya reconoció -, situación que a Charlene le habría parecido suficiente como para poner fin a su relación con el príncipe.

La pareja se casó el pasado fin de semana, en una ceremonia a la que asistieron jefes de estado, miembros de la realeza europa y otros famosos.

A Charlene se la vio llorar mucho durante la boda, lo que los medios europeos interpretaron como lágrimas de tristeza, por no haber podido evitar el casamiento que la convirtió en Princesa de Mónaco.

Por estas horas, Charlene y el príncipe Alberto II se encuentran en su luna de miel, pero en cambio de estar disfrutando, según los medios, el príncipe está haciendo todo lo posible para convencer a su esposa de no abandonarlo.

La pareja de recién casados está hospedada en el hotel Oyster Box, en Durban (Sudáfrica). Allí Alberto II estaría intentando persuadir a Charlene de que permanezca en el matrimonio, aún si el tiene otro hijo ilegítimo.

Si se prueba que el hijo en cuestión es del príncipe y que fue concebido durante el noviazgo con Charlene, entonces la princesa podría buscar como sea poner fin a su matrimonio.

Sin embargo, se cree que, de ser cierto, la realeza de Monaco buscará que Charlene le de un hijo a Alberto II para que haya un nuevo heredero para el trono.

Terra - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.