HEADER MARKUPS

 
 

Entretenimiento » Música

 Carlos Ponce desmiente que se esté divorciando
7 de Marzo de 2006 08:56

Carlos Ponce y Veronica

Carlos Ponce y Veronica
Foto: Getty Images

El cantante y compositor puertorriqueño Carlos Ponce está pasando por un momento delicado tratando de enfrentar la tormenta de rumores de que, supuestamente, ha sido infiel a su esposa, Verónica, madre de sus cuatro hijos.

Ponce, de 34 años, ha recurrido a la revista "People En Español" para desmentir que se estuviera divorciando de su esposa y que en relación a unas fotos donde aparece con otra mujer en un estacionamiento, asegura que fue víctima de un "paparazzi".

"Lo que me duele es que a veces con estas cosas se lastima a la familia, pero cuando uno es figura pública, hay que acostumbrarse", dijo Ponce a la revista, en una entrevista que aparecerá en su próximo número.

La actriz venezolana de telenovelas Fabiola Angulo ha dicho en el programa radial "Zona Cero", de la emisora Clásica 92.3 de Miami, que fue amante de Ponce.

Los conductores del programa, el argentino Javier Ceriani y el cubano Omar Moynelo, se han quejado que Ponce intervino directamente con el presidente de la cadena SBS, Raúl Alarcón Jr, para que no hablaran más del tema en un programa de televisión del mismo formato y nombre que tienen en el nuevo canal local Mega TV.

Pero Ponce no ha podido frenar la publicación de una amplia entrevista de Angulo en la revista de farándula "TV Notas", donde da amplios detalles, según ella, de como fue su amante durante casi un año.

"Carlos Ponce me enamoró y sí, fui su amante, pero él me engañó, me decía que no era feliz con su esposa", dice Angulo que de uno a diez, lo cataloga en su calidad para conquistar a una mujer, en un once. Pero en cuanto al sexo, según ella, le da sólo un cuatro.

Lo raro de todo esto es que esa supuesta relación terminó en septiembre del 2002 y la pregunta que hay que hacerse es por qué ahora Angulo decide revelarla.
Terra - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.