HEADER MARKUPS

 
 

Entretenimiento » Música

 Serenata para México... ¡lindo y querido!
15 de Septiembre de 2005 16:51

Mariachis para México

Mariachis para México
Foto: EFE

La histórica Plaza Garibaldi, la ¿capital del mariachi¿, le canta a la patria mexicana al son de los temas de Pedro Infante, José Alfredo Jiménez, Jorge Negrete, Javier Solís, Lola Beltrán y otros exponentes de la música popular mexicana.

Engalanada con los colores de la bandera de México y "con la mayor cantidad de mariachis callejeros por metro cuadrado del mundo", esa plaza capitalina simboliza como pocos sitios del país el "sentimiento de nacionalidad y tradición", según los especialistas.

Aunque los intérpretes de música popular se presentan casi a diario en ese lugar, su espectáculo es más vistoso el 15 y el 16 de septiembre, cuando se celebra el Grito de la Independencia de México y las personas se congregan allí para dar rienda suelta a sus emociones más recónditas a cambio de unas monedas para los artistas.

"¡Viva México!", exclamó Pedro Antonio Reyes, el maestro del violín de una agrupación de mariachis, al llegar a la plaza para deleitar a la concurrencia con canciones como México lindo y querido, Cielito lindo, El rey, Ella, Amanecí en tus brazos, El último trago y ¡Ay, Jalisco!.

Esos son varios de los temas más demandados lo mismo por los mexicanos imbuidos en el nacionalismo que por los galanes de ocasión, señaló Juan de Dios Álvarez, intérprete de la trompeta y del contrabajo en ese grupo.

Otro cantante habitual de la Plaza Garibaldi, Luis Muñoz, el 'rey' de la guitarra y primera voz de otra agrupación, dijo que los mexicanos de todas las condiciones sociales exigen a los mariachis "todas" las canciones legendarias de los más grandes exponentes de la música popular mexicana.

De hecho, en la plaza se han levantado estatuas en homenaje a Pedro Infante, considerado como el "artista incomparable y símbolo espléndido de las costumbres y tradiciones del pueblo"; José Alfredo Jiménez, Jorge Negrete y Javier Solís, el llamado "Rey del bolero ranchero".

La "capital del mariachi" también reservó sitios para honrar el talento y la memoria de Lola Beltrán, a quien la historia terminó llamando "Lola la Grande" y "Lola de México", así como de María de Lourdes, la embajadora indiscutida del mariachi, el huapango y la música norteña, que murió el 6 de noviembre de 1997 en Holanda.

Entre los artistas vivos que ya llegaron al "salón de la fama al aire libre" en la Plaza Garibaldi, localizada en el cruce de la avenida Lázaro Cárdenas con la calle República de Honduras, en el centro de la Ciudad de México, figura Juan Gabriel, el autor e intérprete de La diferencia y otros temas.

Junto a las estatuas de los grandes cantantes se encuentran placas de homenaje a Cirilo Marmolejo Cedillo y Concho Andrade, considerados dos de los responsables de que el mariachi se haya extendido de su cuna del estado de Jalisco (oeste), del que es capital la ciudad de Guadalajara, al resto del país.

Se cree que la plaza fue bautizada en honor del nacionalista italiano Guissepe Garibaldi, quien contribuyó a la causa independentista de varios países latinoamericanos, antes de que el sitio se convirtiera en la "capital del mariachi".

Terra - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.