HEADER MARKUPS

 
 

Entretenimiento » Música

 Tony Meléndez lleva su mensaje de esperanza con una guitarra a sus pies
17 de Noviembre de 2008 14:48

Cecilia Figueroa Orlando (Florida), 17 nov (EFE)- Tony Meléndez es un ejemplo de fe y perseverancia: sin manos, toca la guitarra con los pies y su melodiosa voz conmueve a la audiencia.

"Yo sin brazos, quiero decir que me siento bendecido. Sin brazos, hay gente que dice: me quiero quitar la vida, no me gusto, hay muchos que lloran. Yo no quiero llorar, quiero hacer muchas cosas en mi vida. Ojalá muchos sientan ese gozo de vivir, quítense las lágrimas y vamos a hacer grandes cosas", dijo a Efe el músico nacido en Nicaragua durante su visita a Orlando.

A sus 47 años, su perseverancia es evidente. Nació sin brazos y con una deformidad en sus pies que no le permitía caminar, esto a consecuencia de un medicamento llamado Talidomida, que su madre tomó durante el embarazo.

Su familia llegó a EEUU busca de ayuda y así aquí pudo salir adelante y estudió en escuelas normales, destacándose siempre por su talento musical, un don que reconoce es de Dios.

"Dios nos dio lo que somos, tenemos que usar lo que Dios no dio.

Todo lo que El ha puesto en nuestras vidas es por una razón", añadió.

Utilizó unos brazos artificiales hasta la edad de los 10 años, y él mismo dejo de usarlos porque no se sentía cómodo, "yo podía hacer mucho más con mis pies".

Aprendió a tocar la guitarra con sus pies, con la ayuda de su padre y por medio de una afinación especial que le ayudó a dominar este instrumento, luego escribió sus propias canciones sin imaginar que un día llegaría tan alto.

Su más grande recuerdo es el encuentro con el Papa Juan Pablo II, el 15 de septiembre de 1987, cuando fue escogido entre algunos jóvenes para cantarle al Sumo Pontífice en Los Ángeles, y su vida cambió por completo.

Allí, se destacó por su maravillosa interpretación del tema "Never be the same", que cautivó a su audiencia y especialmente al Santo Padre que le dijo: "Tony, tu eres un joven valiente y mi deseo es que continúes dando esperanza a toda la gente".

Desde entonces, este carismático cantante tomó estas palabras muy en serio y ha recorrido el mundo con su guitarra y sus mensajes de fe.

"Me sentí bien orgulloso de estar bien cerca de él. Cuando me besó fue una sorpresa para mí y su mensaje fue es que yo tengo que ayudar dando la esperanza de Dios en mundo", recordó.

Un año más tarde, el músico junto a su hermano y manager José Meléndez inauguraron la empresa Toe Jam Music, para manejar su carrera artística que se consolidaba cada vez más.

En 1989, grabó su primer álbum que fue una colección de temas cristianos contemporáneos, incluido el tema "Never be the same", que le dio el reconocimiento mundial, "gracias a la música, al talento que Dios me ha dado estoy aquí y voy a seguir llevando ese mensaje de esperanza al mundo que tanto lo necesita" Sobre todo, en los actuales momentos de dificultades para muchos en diversos aspectos, este hispano siempre tiene palabras de aliento y fe.

"Si Tony Meléndez puede tocar la guitarra con los dedos de los pies. Yo se que ustedes pueden y más. Tienen sus manos, mentes, corazones, tienen mucho en la vida. Tenemos que movernos, no debemos quedarnos allí", dijo.

Este artista hace una profunda reflexión a aquellos que se lamentan, deprimen, viven angustiados y se ciegan a sus preocupaciones.

"Un milagro para mí es tu mano, en cada mano tienes cinco dedos, yo he visto millones de milagros, he visto millones de dedos. El milagro eres tú. Muchos tienen que ver, tocar para creer en un milagro. Levántense y vean los milagros de Dios en sus vidas. Abran los ojos y el corazón", enfatizó.

Este padre de familia con dos hijos, recordó que también quiso en su momento ser sacerdote, aunque estos planes no se dieron cuando el apenas tenía 14 años.

"Dos veces intenté entrar al seminario. Me dijeron que tenía que tener dos dedos como mínimo en cada mano y yo no tenía ni manos ni brazos. Dios sabe muy bien lo que hace", puntualizó.

En la actualidad, desde su residencia en Misuri, maneja su carrera con la ayuda de su hermano, esposa y familiares. Viaja con su guitarra por diversos estados y otros países de Latinoamérica, donde ofrece sus conciertos.

Tiene en su repertorio cuatro discos, un libro y además creo recientemente el Ministerio Tony Meléndez, con el fin de ayudar a familias necesitadas en Nicaragua y otros países necesitados.

En su reciente disco titulado "Esperanza", Meléndez le rinde un especial tributo al hombre que ha inspirado su carrera musical con el tema "Juan Pablo El Grande".

"Yo no tengo un hit en la radio, el hit más grande que tengo es nuestro Dios", finalizó. EFE cf/ma (con fotografía y video)

EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.