Portada Terra USA > Salud

Obesidad en los más pequeños 

Las bebidas azucaradas están engordando a los preescolares

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Las bebidas dulces durante los refrigerios y antes de acostarse están ensanchando las cinturas de los preescolares, muestra un estudio reciente.

26/06/2007 -- Investigadores canadienses encontraron que los niños de 2 a 4 años que bebían regularmente bebidas endulzadas con azúcar, como las sodas y las bebidas con sabor a fruta, entre las comidas, tenían más del doble de probabilidades de tener sobrepeso para la edad de 4 años y medio, frente a los niños que no bebían tales bebidas.

Historia continua abajo

"No han habido muchos estudios como este en niños preescolares, vemos más en adolescentes", apuntó la autora del estudio Lise Dubois, catedrática de investigación canadiense en salud de la nutrición y poblacional, y profesora asociada del departamento de epidemiología y medicina comunitaria de la Universidad de Ottawa. "Estos niños no tienen suficiente edad para comprar sus propias bebidas, así que en este caso, los productos están en el hogar, y son los padres quienes les proveen estas bebidas a sus hijos".

Los investigadores examinaron el consumo de bebidas endulzadas con azúcar entre más de 1,900 niños que vivían en Québec, Canadá, que nacieron en 1998.

Los padres de los niños fueron entrevistados y llenaron un cuestionario relacionado con la dieta cuando sus hijos tenían 2 1/2, 3 1/2 y 4 1/2 años de edad para determinar con qué frecuencia consumían bebidas azucaradas.

Las bebidas endulzadas con azúcar incluían bebidas carbonatadas regulares o que no son de dieta y bebidas con sabor a frutas (como el ponche de frutas y las bebidas de naranja), pero excluían jugos puros de fruta. También se midió la estatura y el peso de los niños.

Los investigadores encontraron que casi el 7 por ciento de los niños que no bebían bebidas endulzadas con azúcar entre comidas tenían sobrepeso a los 4 1/2 años de edad, en comparación con poco más del 15 por ciento de los niños que los bebían regularmente (de cuatro a seis veces o más por semana).

Los factores socioeconómicos, como la educación y edad de la madre y el nivel de ingresos de la familia, jugaban un papel en el consumo de bebidas azucaradas. Por ejemplo, los niños de familias con un ingreso insuficiente que bebían estas bebidas regularmente eran más de tres veces más propensos a tener sobrepeso para los 4 1/2 años, en comparación con los niños que no bebían esas bebidas y provenían de hogares con suficientes ingresos.

DrTango

1 | 2 | Siguiente >

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Sida: el contagio no es sólo por vía anal

<strong>Mary Trini</strong>, la popular figura de la noche de Miami, se une...

Sida: usa solamente un preservativo

<strong>Verónica Dávila</strong>, la periodista y entrevistadora colombiana, pone su clara dicción en...

Sida: si eres vih positivo, lo debes decir a tu pareja

<strong>Emilio Estefan</strong>, el empresario y productor de origen cubano, dice presente en...
Búsqueda