Portada Terra USA > Salud

Dieta saludable: una lección para toda la vida 

Los niños pueden aprender a alimentarse sanamente desde pequeños

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

El enseñar a los niños desde pequeños a consumir una dieta baja en grasas puede ser una medida efectiva, incluso cuando lleguen a la adolescencia y comiencen a comer fuera de casa, de acuerdo con un nuevo estudio.

El estudio que involucró a unos mil niños en Finlandia detectó que aquellos que aprendían a comer grasas saludables -como las encontradas en pescados, nueces, semillas y aceites vegetales- tenían niveles ligeramente más bajos de colesterol, en comparación con quienes no tenían restricciones en su dieta.

Historia continua abajo

Los investigadores han dado seguimiento a los 1.062 niños desde que tenían 7 meses. Aproximadamente la mitad de los niños y de sus familias recibieron la recomendación de modificar su consumo de grasas, descartando las saturadas de origen animal para privilegiar las no saturadas. El resto no recibió consejos específicos de dieta.

El nuevo estudio reportó los resultados de los niños a los 14 años.

Harri Ninikoski, el autor principal del estudio realizado en la Universidad de Turku, en Finlandia, dijo que en la niñez comienzan a formarse los hábitos de alimentación y estilo de vida.

"Creemos que este cambio en el estilo de vida puede comenzar muy temprano", señaló.

Los investigadores destacan también que son infundados los temores de que una baja ingesta de grasas saturadas podría afectar el crecimiento y el desarrollo cerebral en los niños pequeños. A los 14 años, no había diferencias de estatura ni peso entre los dos grupos, señalaron los expertos.

Un estudio anterior de los grupos no encontró diferencias en el desarrollo cerebral a los 5 años.

Sarah Blumenschein, cardióloga pediátrica del Centro Médico del Suroeste, en la Universidad de Texas, dijo que el estudio muestra que una educación temprana es crucial para que una persona mantenga hábitos saludables de vida.

"Mientras más pronto se intervenga, hay más probabilidades de éxito", aseguró.

A las familias que recibieron recomendaciones de dieta se les pidió dar a los niños leche descremada desde que cumplían 1 año. Debían también limitar el consumo de colesterol a menos de 200 miligramos diarios y la ingesta de grasas a entre 30 y 35 por ciento de las calorías recibidas cada día.

A los 7 años, la información iba dirigida más a los niños que a sus padres.

Se llevó una anotación de la dieta de los niños durante varios días, cada año. El estudio, publicado en la edición del lunes del periódico Circulation en internet, mostró que los niños que recibieron recomendaciones tuvieron una dieta más baja en grasas totales y saturadas y más alta en proteínas y carbohidratos respecto del otro grupo.

Niinikoski dijo que no hay motivos para suponer que las familias tuvieron patrones de dieta distinto durante los días en que no se llevó anotación.

"Nuestros resultados sobre el colesterol refieren lo mismo, de modo que esto debe obedecer a la dieta", señaló.

Circulation es una publicación de la Asociación Estadounidense de Cardiología.

Terra/AP

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Sida: el contagio no es sólo por vía anal

Mary Trini, la popular figura de la noche de Miami, se une...

Sida: usa solamente un preservativo

Verónica Dávila, la periodista y entrevistadora colombiana, pone su clara dicción en...

Sida: si eres vih positivo, lo debes decir a tu pareja

Emilio Estefan, el empresario y productor de origen cubano, dice presente en...
Búsqueda