Portada Terra USA > Salud

Salud 

Medicamento para el Alzheimer no alivia la agitación de los pacientes

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Aún así, el Aricept podría ayudar a retrasar el declive cognitivo, según afirman los investigadores

MIÉRCOLES 3 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Aricept, un medicamento usado comúnmente para tratar los síntomas cognitivos de la enfermedad de Alzheimer, no es mejor que un placebo para tratar la agitación relacionada con la enfermedad, encuentra un estudio reciente.

Historia continua abajo

Cuando se combina con otra investigación, el ensayo sugiere que médicos y pacientes no deben descartar el uso del medicamento, pero tampoco deberían depender de éste, señalaron los expertos.

"Esto hace parte de un diálogo más amplio sobre cómo se manejan estos síntomas conductuales del Alzheimer, y me parece que los hallazgos son relativamente coincidentes con lo que hemos visto antes", afirmó William Thies, vicepresidente de relaciones médicas y científicas de la Alzheimer's Association.

Los ensayos anteriores han mostrado cierta variación en la efectividad de los inhibidores de la colinesterasa, la clase de medicamentos a la que pertenece Aricept (donepezil), en el alivio de la agitación. Sin embargo, cualquier efecto positivo por el medicamento ha sido en general reducido.

Aunque la pérdida de memoria y la disfunción cognitiva son características de la enfermedad de Alzheimer, los trastornos conductuales como la agitación puede empañar otros cambios, dicen los expertos. El grupo de síntomas conocido como "agitación" puede llevar a los pacientes a pasearse de un lado a otro, deambular, gritar y volverse agresivos.

"Estos tipos de síntomas son muy difíciles de manejar y, desde una perspectiva tanto de la atención como médica, son los causas más probables de llevar a las personas a algún tipo de centro de atención en vez de cuidarlos en el hogar", anotó Thies. "Los problemas de memoria con frecuencia pueden manejarse, pero cuando la gente se vuelve agresiva y agitada, frecuentemente es algo más allá de lo que puede manejar un sólo cuidador".

"La agitación es difícil de resolver en primer lugar", añadió el Dr. Gary J. Kennedy, director de psiquiatría geriátrica del Centro médico Montefiore de la ciudad de Nueva York.

Los antipsicóticos y los tranquilizantes se usan comúnmente para tratar estos trastornos conductuales, pero el efecto, si lo hay, es por lo general reducido y los efectos secundarios pueden ser graves.

Se ha mostrado que los inhibidores de la colinesterasa como Aricept mejoran los resultados cognitivos, pero los beneficios en términos de trastornos de la conducta no han sido claros.

El ensayo británico se diseñó originalmente para comparar la eficacia de Risperdal (risperidona), un tranquilizante, frente a Aricept y un placebo. Sin embargo, durante el transcurso del ensayo, las autoridades reguladoras británicas publicaron directrices que señalaban que medicamentos como el Risperdal no debían ser administrados a los pacientes de Alzheimer debido al aumento en la incidencia de accidente cerebrovascular.

Debido a esto, el ensayo continuó como una comparación de Aricept frente a un placebo. Los investigadores asignaron de manera aleatoria a 272 pacientes de Alzheimer que también presentaban agitación para que recibieran diez miligramos de donepezil al día o un placebo durante doce semanas. Los pacientes habían probado, sin responder, un tratamiento psicosocial breve antes de que se les administrara medicamentos. La mayoría de los participantes residía en hogares de ancianos y tenía demencia grave con conductas difíciles de manejar.

Al final del periodo de estudio, no hubo una diferencia significativa en la agitación entre los pacientes del grupo de Aricept y los del grupo de placebo, según informó el equipo de investigación en la edición del 4 de octubre del New England Journal of Medicine.

Sin embrago, hubo una mejora modesta en la función cognitiva entre los participantes que tomaban Aricept.

"Se está volviendo cada vez más claro que los tranquilizantes no son un tratamiento adecuado para manejar los síntomas conductuales en los pacientes de Alzheimer y su uso está relacionado con efectos secundarios potenciales graves", afirmó en una declaración el Dr. Robert J. Howard, investigador principal y profesor de psiquiatría de la edad avanzada del Instituto de Psiquiatría del Colegio del Rey de Londres. "Algo triste pero importante es que nuestros resultados muestran que aunque el donepezil podría mejorar la memoria y la atención en algunos pacientes, no es efectivo en el manejo de estas conductas angustiantes".

Según Kennedy, podría haber cierta duda sobre si este estudio puede extrapolarse a la práctica en los Estados Unidos. "En el R.U., pocas personas son tratadas con inhibidores de la colinesterasa", apuntó. En los EE.UU., muchas personas reciben Aricept y medicamentos relacionados para gestionar los problemas cognitivos, cosa que podría tener retrasar la agitación. La prevención es un asunto completamente separado del tratamiento, el tema de este estudio.

"Sólo porque el donepezil, no parece tener mucho efecto cuando están agitados, no significa que no tengamos otros agentes qué usar", dijo Kennedy. "El peligro es que la gente malinterprete este estudio y afirme que el donepezil no tiene ningún beneficio para la agitación, cuando en realidad la familia de inhibidores de la colinesterasa podría retrasar el inicio de la agitación. Se trata de un estudio importante, pero está abierto a la mala interpretación".

La pregunta, ahora y antes, es cuál es la mejor manera de manejar a estos pacientes.

"Una de las cosas que pueden garantizarse bastante es que, cualquiera que sea el efecto, será reducido y sumamente individual", aseguró Thies. "Cada una de estas personas es distinta, pero tener un método organizado para tratarlas sería útil, considerando primero las intervenciones no farmacológicas. Si vamos a tratar síntomas cognitivos, ciertamente una de las primeras cosas que se intentará será usar un inhibidor de la colinesterasa. Si se beneficia, es un éxito bueno e individual, pero no se puede esperar que siempre suceda".

Hay cierta esperanza en la forma de un estudio reciente que encontró que Celexa (citalopram), un antidepresivo, podría ayudar a controlar la agitación y los síntomas psicóticos relacionados con el Alzheimer. Ese estudio fue publicado en la edición en línea del 10 de septiembre del American Journal of Geriatric Psychiatry.

Más información

Para mayor información sobre el Alzheimer, visite la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

DrTango

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Venga... Sexología con Deny Welsh

¡Cuidado con la diabetes!, hoy sabremos como afecta esta enfermedad a la...

Los perros ayudan a adelgazar, revela estudio

Los paseos con los animales pueden contribuir a bajar de peso y...

Las ventajas de descifrar su mapa genético

El caso del empresario Craig Venter, el primer hombre en conocer su...
Búsqueda