Portada Terra USA > Salud

Trastornos Alimentarios 

Nuevo tratamiento promete curar la anorexia y la bulimia

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Una clínica sueca anunció haber desarrollado un tratamiento muy eficaz para la anorexia y la bulimia, que son trastornos alimentarios que afectan a miles de personas, especialmente a las adolescentes.

La terapia consiste en entrenar a los pacientes para que desarrollen patrones alimentarios normales. Asimismo, les piden que se sienten en salas de descanso donde la temperatura es de alrededor de 40 grados Celsius.
Historia continua abajo

"El tratar a los pacientes anoréxicos con temperaturas cálidas es un método antiguo y olvidado por la comunidad médica", dijo el jueves a Reuters un profesor del Centro de Anorexia en el Hospital Huddinge de Estocolmo, Per Sodersten.

"Experimentos han demostrado que los animales (con trastornos alimentarios) se calman en temperaturas cálidas y comienzan a comer más", añadió Sodersten.

Desde el comienzo del estudio de siete años, el 75 por ciento de los 168 pacientes tratados ha recuperado el peso normal, con un tiempo promedio de recuperación de 14 meses. Sólo el siete por ciento experimentó una recaída, mientras que el resto mostró una mejoría en su situación.

El estudio se publicó a principios de esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Tanto los pacientes que padecían anorexia nervosa como los bulímicos fueron tratados satisfactoriamente.

La anorexia nervosa es un trastorno caracterizado por desnutrición, temor a engordar y una creencia irracional de que se está gordo, entre otros factores.

Entre las características de la bulimia se hallan los episodios de comilonas exageradas, combinados con purgas y vómitos para deshacerse de la enorme cantidad de alimentos ingeridos.

Con el nuevo método, los pacientes reciben entrenamiento para ingerir porciones de alimentos cada vez mayores, auxiliados por un programa especial de computadora.

Los platos con alimentos se colocan en pesas vinculadas a una computadora y los pacientes pueden seguir en un gráfico la velocidad a la que comen para igualarla al tiempo que demoran generalmente las personas en comer.

Toda vez concluida la comida, los pacientes son trasladados a un área de descanso con una temperatura cálida y sólo se les permite moverse en sillas de rueda para conservar energías.

"Los anoréxicos padecen hipotermia y a menudo tratan de calentarse con movimientos frecuentes. También hay una explicación genética: cuando comemos muy poco, nuestros genes nos indican que seamos más activos para hallar alimentos", explicó Sodersten.

Los pacientes también reciben entrenamiento para retomar sus actividades sociales, como trabajar o salir con los amigos. Los que padecen estos trastornos a menudo se alejan de sus amistades o se sienten muy débiles para abandonar sus hogares.

Se estima que el uno por ciento de las adolescentes en los países occidentales desarrolla anorexia entre los 14 y 19 años. Sólo el cinco por ciento de los pacientes con trastornos alimentarios son varones.

Terra/Reuters

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Sida: el contagio no es sólo por vía anal

<strong>Mary Trini</strong>, la popular figura de la noche de Miami, se une...

Sida: usa solamente un preservativo

<strong>Verónica Dávila</strong>, la periodista y entrevistadora colombiana, pone su clara dicción en...

Sida: si eres vih positivo, lo debes decir a tu pareja

<strong>Emilio Estefan</strong>, el empresario y productor de origen cubano, dice presente en...
Búsqueda