Portada Terra USA > Salud

Salud 

Uno de cada diez ex jugadores de la NFL usa esteroides

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS
21/2/2009 - 05:40(GMT)

VIERNES, 20 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Cerca de uno de cada diez jugadores retirados de la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League) que participaron en una encuesta confidencial señalaron haber usado esteroides anabólicos, que ahora están prohibidos, mientras jugaban.

Historia continua abajo

Los investigadores que realizaron la encuesta también informaron que el uso de esteroides anabólicos o androgénicos eleva el riesgo de que un jugador sufra lesiones de ligamentos, articulaciones o cartílagos en todo el cuerpo.

"En nuestro estudio de jugadores jubilados de la NFL, hallamos que aquellos que habían usado esteroides en exceso durante su carrera deportiva eran más propensos a sufrir lesiones musculoesqueléticas que los que no usaban esteroides", dijo el investigador principal Kevin Guskiewicz, profesor de medicina del deporte y del ejercicio y director del Centro de estudio de atletas retirados de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

La confesión del jugador de tercera base de los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez, de que había usado drogas para mejorar su rendimiento ha puesto a los esteroides y otras sustancias prohibidas en el centro de atención de los medios en las últimas semanas. Otros jugadores famosos, como el lanzador Roger Clemens y el rey del jonrón Barry Bonds, también han sido asociados con el uso de medicamentos prohibidos.

Pero, ¿qué sucede con los efectos de los esteroides en la salud de un jugador? El informe, publicado en la edición de marzo de la American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation, pretendía responder esa pregunta.

El grupo de Guskiewicz se comunicó con casi 3,700 miembros de la Asociación de Jugadores Retirados de la NFL. En una encuesta en la que se garantizó la confidencialidad, se preguntó a los ex jugadores profesionales de fútbol americano con respecto al uso de esteroides para mejorar su rendimiento y las lesiones que habían sufrido durante su trayectoria deportiva. En total, 2,522 jugadores completaron la encuesta.

Entre los ex jugadores, el 9.1 por ciento dijo que había usado esteroides y ciertas categorías de jugadores eran más propensas a informar sobre el uso de esteroides. Por ejemplo, el 16.3 por ciento de los linemen ofensivos admitieron usar esteroides, así como el 14.8 por ciento de los linemen defensivos.

El nivel máximo en el uso de esteroides se alcanzó en la década de los 80, cuando cerca de uno de cada cinco jugadores, el 20.3 por ciento, informó que usar este tipo de drogas. Su uso se redujo a partir de los años 90 cuando alcanzó la cifra del 12.7 por ciento de los jugadores, informaron los investigadores.

Además de las lesiones de ligamentos y cartílagos, los jugadores que tomaron esteroides también tenían mayores tasas de lesiones de cuello, columna, codo, rodilla, tobillo, pie y dedos del pie que los que no usaron estas sustancias. Sin embargo, los jugadores no encontraron ninguna relación entre el uso de esteroides y las lesiones musculares, de hombro o tendón.

Guskiewicz especuló que las lesiones musculoesqueléticas adicionales se pudieron deber a un mayor peso de la masa muscular creada por los esteroides, al poner estrés extra sobre las articulaciones que luego se desgarraron.

Las lesiones de las articulares pueden conducir a osteoartritis, al crear un efecto de "bola de nieve" en términos de deterioro de la salud, dijo. "Tan pronto se desarrolla osteoartritis, se es más propenso a la inactividad, lo que aumenta las probabilidades de tener problemas cardiacos, diabetes y depresión debido al cambio del estilo de vida", señaló Guskiewicz. "Es como una especie de bola de nieve cuesta abajo y fuera de control".

El uso de esteroides sí pareció estar relacionado con un incremento en el riesgo de osteoartritis, depresión y abuso de alcohol, halló el estudio. Y en general, los jugadores retirados que habían usado esteroides se volvieron menos activos físicamente.

Sin embargo, estos jugadores también parecían tener menores tasas de otras enfermedades como diabetes y cáncer. Pero los investigadores destacaron que los jugadores encuestados no habían llegado aún a una edad avanzada, cuando estos problemas empiezan a ser algo importante.

Guskiewicz dijo que cree que hoy día la NFL está haciendo un mejor trabajo para prevenir el uso de esteroides. "Pero hay otros lugares y deportes donde el uso de estas sustancias no es monitorizado ni controlado como se debiera", dijo. "Así que aunque éste era un grupo de jugadores de fútbol profesionales retirados, se puede extrapolar a otros deportes, y todos deberíamos prestar atención a este problema como una de las muchas consecuencias negativas del uso de esteroides".

El Dr. Linn Goldberg, profesor de medicina y director de la división de promoción de la salud y medicina del deporte de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón en Portland, dijo que el estudio tiene sus fallas.

"Como todos los trabajos retrospectivos que dependen del propio informe de los participantes, pueden haber fallos sistémicos al sacar tantas conclusiones, sobre todo de eventos potencialmente distantes, como las lesiones", dijo Goldberg. "Algunas de las diferencias podrían ser ciertas e inconexas. Debido a que se trata de una muestra de gran tamaño, puede haber diferencias estadísticas, pero no clínicas".

Y la mayoría de los estudios que informan sobre efectos adversos relacionados con el uso de esteroides no reportan la dosis tomada ni el tiempo de uso, agregó Goldberg. "Cuando existe evidencia estadística, entonces se debe remitir a una base teórica de la ocurrencia", dijo. ¿Por qué ocurrió esto? Los autores sugieren que podría ser el peso pero, desde luego, no están seguros".

De acuerdo con el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU., los efectos secundarios importantes del abuso de esteroides anabólicos androgénicos pueden incluir presión arterial elevada, más LDL (colesterol malo) y menos HDL (colesterol bueno), tumores hepáticos y cáncer, tumores de riñón, acné grave y temblores. En los hombres, el uso de sustancias también ha sido asociado a un encogimiento de los testículos, menor recuento de espermas, infertilidad, calvicie, desarrollo de mamas y un mayor riesgo de cáncer de próstata.

Goldberg dijo que el hallazgo del estudio de que la depresión y el abuso de alcohol eran mayores entre los usuarios de esteroides anabólicos es algo muy interesante.

"El uso de alcohol y otros abusos de sustancias [relacionados con el uso de esteroides] ha sido reportado en la literatura médica", destacó. "Lo que refuerza este planteamiento. Los cambios en el estado de ánimo como depresión, hipomanía (irritabilidad), características psicóticas podrían estar relacionados con el tipo de droga y con la dosis. También se ha destacado el uso de esteroides y cambios potenciales en los neurotransmisores".

Más información

La Academia Estadounidense de Pediatría tiene más información sobre los peligros del uso de esteroides.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

DrTango

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Acuario de Georgia ofrece clases de yoga

Es el único acuario del mundo que ofrece aulas de yoga donde...

Fallece la modelo brasileña amputada de pies y manos

Mariana Bridi, de 20 años, falleció víctima de infección generalizada. Días atras...

Un hombre vuelve a sonreír

Perdió la movilidad en la cara por culpa de un tumor y...
Búsqueda