Portada Terra USA > Salud

Vida Saludable 

Tratamientos más eficaces contra el dolor lumbar

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Desde analgésicos a relajantes, grapas quirúrgicas, inyecciones, masajes y demás.

Si el dolor, la inflamación o la contractura muscular ya se han presentado, hay una serie opciones terapéuticas que ayudan a eliminar o aliviar el problema, reducir el riesgo de padecer el dolor o acelerar la recuperación de la movilidad, las cuales tienen distintos grados de eficacia e indicaciones, de acuerdo a los expertos de la Fundación Kovacs.
Historia continua abajo

Los medicamentos analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos y relajantes musculares, interfieren químicamente los mecanismos del dolor, la inflamación y contractura muscular desencadenados por el SP. También se puede aplicar la neurorreflejoterapia ó NRT, que impide que las fibras nerviosas finas liberen la sustancia SP y consiste en implantar transitoriamente, sin anestesiar ni ingresar al enfermo, unas "grapas quirúrgicas" que penetra menos de 2 milímetros en la piel y se dejan de 12 a 90 días.

Estas grapas estimulan las fibras nerviosas gruesas de la zona de implante, para que liberen unas sustancias llamadas encefalinas, que impiden la liberación de SP. Esta técnica, una de las que tienen mayor eficacia y base científica, es eficaz incluso en los casos en que los fármacos y otros tratamientos han fracasado.

En uno de cada cien dolores de espalda, la liberación de SP la causa una lesión orgánica clara, como una compresión nerviosa causada por la rotura de un disco vertebral o el deslizamiento de una vértebra sobre la inmediatamente inferior, y hay que operar para eliminar la compresión.

Si el dolor es agudo, pero no hay molestias referidas hacia el brazo o la pierna, los masajes o manipulaciones efectuados por quiroprácticos u osteópatas, consiguen un resultado similar al de los medicamentos, al recolocar las vértebras o relajar la musculatura.

Las infiltraciones o inyecciones de antiinflamatorios derivados de la cortisona y/o anestésicos locales en zonas vecinas a la médula espinal, las articulaciones vertebrales, o los puntos dolorosos a la presión, ayudan a reducir la inflamación de las raíces nerviosas y aliviar el dolor.

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Sida: el contagio no es sólo por vía anal

<strong>Mary Trini</strong>, la popular figura de la noche de Miami, se une...

Sida: usa solamente un preservativo

<strong>Verónica Dávila</strong>, la periodista y entrevistadora colombiana, pone su clara dicción en...

Sida: si eres vih positivo, lo debes decir a tu pareja

<strong>Emilio Estefan</strong>, el empresario y productor de origen cubano, dice presente en...
Búsqueda