Portada Terra USA > Salud

Consumo 

Compras compulsivas: no sólo es cuestión de mujeres

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Uno de cada 20 estadounidenses sufre el trastorno de "compra compulsiva" según dos estudios de gran tamaño

(HealthDay News/HispaniCare) -- Uno de cada 20 adultos estadounidenses encuentra que no tiene la fuerza de voluntad para dejar de comprar artículos que ni siquiera quiere o necesita.

Historia continua abajo

Y los hombres son igual de propensos que las mujeres a sufrir el trastorno de "compra compulsiva", de acuerdo con la encuesta más grande de su tipo realizada hasta ahora.

"Esa fue la mayor sorpresa, que los hombres adoptan este comportamiento casi tan frecuentemente como las mujeres", dijo el Dr. Lorrin Koran, profesor emérito de psiquiatría de la Universidad de Stanford.

Señaló que los hallazgos contradicen la creencia convencional de que la compra compulsiva es un "trastorno de la mujer". Esa impresión se debe a que las mujeres constituyen generalmente la gran mayoría de los voluntarios que participan en estudios para analizar el trastorno.

Sin embargo, Koran destacó que es probable que los hombres que tienen obsesión por compras sean más renuentes que las mujeres a admitir que tienen un problema. "Por lo general, los hombres buscan atención psiquiátrica con menos frecuencia que las mujeres", apuntó. "No es cosa de hombres pedir ayuda".

El estudio, que aparece en la edición de octubre del American Journal of Psychiatry, también halló que la compra compulsiva empieza a menudo en la adolescencia o al comienzo de la veintena, además de que está relacionada con un menor ingreso.

De acuerdo con Koran, la compra compulsiva es más que un despilfarro ocasional con arrepentimiento posterior.

Más bien, el ansia por comprar se convierte en algo constante y abrumador. Para la gran mayoría, el acto de echar un vistazo y comprar sustituye poco a poco el tiempo dedicado al trabajo, a la familia o a otras actividades. Para considerarse como un trastorno, "el comportamiento tiene que estar relacionado con una angustia marcada e interferir con el funcionamiento", dijo Koran.

El comprador compulsivo típico siente a menudo una sensación de euforia mientras compra, pero esa "subida del ánimo" da paso más tarde al remordimiento y a la ansiedad. "Es después de que una persona se da cuenta que ha gastado el dinero que no tenía y que discute con su pareja por tener tanta ropa en el armario que nunca se pone", señaló Koran. "Ahí es cuando aparece el arrepentimiento".

DrTango

1 | 2 | 3 | Siguiente >

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Sida: el contagio no es sólo por vía anal

<strong>Mary Trini</strong>, la popular figura de la noche de Miami, se une...

Sida: usa solamente un preservativo

<strong>Verónica Dávila</strong>, la periodista y entrevistadora colombiana, pone su clara dicción en...

Sida: si eres vih positivo, lo debes decir a tu pareja

<strong>Emilio Estefan</strong>, el empresario y productor de origen cubano, dice presente en...
Búsqueda