Portada Terra USA > Salud

Pediatría 

Mordeduras y Picaduras: Insectos

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Las Mordeduras y Picaduras: Los Insectos

Pulgas, ácaros y chinches:

Las pulgas, los ácaros y las chinches a menudo pican a los seres humanos, pero no son venenosos. Algunas veces es difícil determinar qué tipo de insecto causó la picadura, o si la erupción es causada por la hiedra venenosa u otras condiciones de la piel.

¿Cuáles son los síntomas de la picadura de pulga, de ácaro o de chinche?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la picadura de pulga, de ácaro o de chinche. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Lesiones de la piel pequeñas y elevadas.
  • Dolor o comezón.
  • Dermatitis (inflamación de la piel).
  • Reacciones de tipo alérgico en las personas hipersensibles con hinchazón o formación de ampollas.

Los síntomas de la picadura de pulga, de ácaro o de chinche pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

Tratamiento de las picaduras producidas por pulgas, ácaros y chinches:

El tratamiento específico de las picaduras de estos insectos será determinado por su médico. Entre las pautas generales para tratamiento se incluyen las siguientes:

  • Lave la zona bien con agua y jabón.
  • Use un antihistamínico, si es necesario, para la comezón.
  • Tome acetaminofén, si es necesario, para las molestias.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Llame a su médico si se presentan todos o cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor o comezón persistente.
  • Signos de infección en la zona, como aumento del enrojecimiento, calor, hinchazón o drenaje.
  • Historia continua abajo

    Fiebre.

Llame al 911 o a su servicio médico de emergencia local (su sigla en inglés es EMS) si el individuo da señales de una reacción alérgica grave como dificultad para respirar, opresión en la garganta o en el pecho, sensación de desmayo, mareos, sarpullido y, o náuseas y vómitos.

Picaduras de garrapata:

Las garrapatas son pequeños insectos que viven en el pasto, los arbustos, los bosques y las playas. Adhieren sus cuerpos a los de los seres humanos o animales y prefieren las zonas con pelo como el cuero cabelludo, detrás de las orejas, las axilas y las ingles, y también entre los dedos de los pies y de las manos. Las picaduras de las garrapatas a menudo se producen durante la noche y más en los meses de primavera y verano.

Qué hacer si usted encuentra una garrapata en su hijo:

  • No toque la garrapata con la mano desnuda. Si no tiene pinzas, lleve a su hijo al centro para el cuidado de la salud más cercano donde le pueden quitar la garrapata de forma segura.
  • Use unas pinzas para quitar la garrapata. Agarre la garrapata firmemente por la boca o cabeza tan cerca de la piel de su hijo como sea posible.
  • Tire lenta e ininterrumpidamente sin retorcer hasta que se suelte. No estruje la garrapata, ni use vaselina, solventes, navajas o una cerilla encendida para matar la garrapata.
  • Guarde la garrapata y colóquela en un recipiente o bolsa de plástico de forma que pueda ser analizada para saber si porta alguna enfermedad, si es necesario.
  • Lave la zona de la picadura bien con agua y jabón y aplique una loción o crema antiséptica.
  • Llame al médico de su hijo para que le informe acerca del cuidado de seguimiento y sobre el examen de la garrapata para saber si tiene espiroquetas (organismos que pueden ser transportados por la garrapata).

No importa qué tan cuidadoso sea con los animales en su casa, o cuántas precauciones tome cuando su hijo esté jugando al aire libre: algunas veces las mordeduras y picaduras de insectos son inevitables.

Manteniendo la calma y conociendo algunas de las técnicas básicas de primeros auxilios usted puede ayudar a que su hijo supere el miedo y el trauma de las mordeduras y picaduras.

Datos acerca de las picaduras de insectos:

Las abejas, las avispas, las avispas con pintas amarillas y los avispones pertenecen a una clase de insectos denominada himenópteros. La mayoría de las picaduras de insectos provocan sólo una molestia leve. Las picaduras pueden producirse en cualquier parte del cuerpo y pueden ser dolorosas y asustar al niño. Las avispas con pintas amarillas producen la mayoría de las reacciones alérgicas en Estados Unidos. Las picaduras de estos insectos provocan de tres a cuatro veces más muertes que las mordeduras venenosas de serpientes, como consecuencia de una reacción alérgica grave. Las hormigas rojas, que normalmente se encuentran en los estados del sur de Estados Unidos, pueden picar múltiples veces, y las picaduras tienen más probabilidades de infectarse.

Los dos riesgos más grandes de la mayoría de las picaduras de insectos son la reacción alérgica (que algunas veces puede ser mortal si la reacción alérgica es lo suficientemente grave) y la infección (más común y menos grave).

¿Cuáles son los síntomas de las picaduras de insecto?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de las picaduras de insecto. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Reacciones de la piel locales en la zona de la picadura o en sus alrededores, incluyendo las siguientes:
    • Dolor.
    • Hinchazón.
    • Enrojecimiento.
    • Comezón.
    • Calor.
    • Hemorragia o drenaje en pequeñas cantidades.
    • Sarpullido.
  • Los síntomas generalizados que indican una reacción alérgica más seria y que posiblemente ponga en peligro la vida incluyen los siguientes:
    • Tos.
    • Cosquillas en la garganta.
    • Opresión en la garganta o en el pecho.
    • Problemas con la respiración o silbidos.
    • Náuseas o vómitos.
    • Mareo o desmayo.
    • Sudor.
    • Ansiedad.

Tratamiento de las picaduras:

El tratamiento específico de las picaduras será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente: las reaciones locales grandes normalmente no conducen a reacciones generalizadas. No obstante, pueden poner en peligro la vida si la picadura se produce en la boca, la nariz o la garganta. Esto es porque la inflamación puede cerrar las vías respiratorias.

El tratamiento de las reacciones de la piel locales puede incluir:

  • Tranquilizar a su hijo y hacerle saber que usted puede ayudarle.
  • Quitar el aguijón raspando suavemente en la zona de la picadura con un objeto de filo romo, como una tarjeta de crédito o un cuchillo romo. No trate de sacarlo, ya que esto puede liberar más veneno.
  • Lave la zona bien con agua y jabón.
  • Aplique una bolsa fría o de hielo envuelta en un paño para ayudar a disminuir la inflamación y el dolor (alterne cada 10 minutos por un período de 30 a 60 minutos).
  • Si la picadura se produce en un brazo o una pierna, eleve la extremidad para ayudar a reducir la inflamación.
  • Para ayudar a reducir la comezón, considere lo siguiente:
    • Aplique una pasta de bicarbonato y agua y déjela durante 15-20 minutos.
    • Aplique una pasta de un ablandador de carne no condimentado y agua y déjela durante 15-20 minutos.
    • Aplique una bolsa de té mojada y déjela durante 15-20 minutos.
    • Utilice productos sin receta médica para las picaduras de insectos.
    • Aplique una crema antihistamínica o corticosteroide o una loción de calamina.
    • Administe acetaminofén para el dolor.
    • Administre antihistamina sin receta médica, si lo ha aprobado el médico de su hijo. Asegúrese de seguir minuciosamente las instrucciones de la dosis para su hijo.
    • Observe a su hijo atentamente durante la siguiente hora para detectar cualquier signo de reacción alérgica que necesitaría un cuidado médico de emergencia.

Llame al 911 o a su servicio médico de emergencia local (EMS) y busque cuidado de emergencia inmediatamente si un insecto picó a su hijo en la boca, la nariz o la garganta, o si se presenta cualquier signo de reacción sistémica o generalizada.

El tratamiento médico de emergencia puede incluir lo siguiente:

  • Antihistamínicos por vía intravenosa (IV).
  • Epinefrina.
  • Corticosteroides u otros medicamentos.
  • Exámenes de laboratorio.
  • Soporte de la respiración.

Prevención de las picaduras de insectos:

Algunas pautas generales para ayudar a reducir la posibilidad de picaduras de insectos mientras se está en espacios abiertos incluyen:

  • Evite los perfumes, lacas y otros productos perfumados.
  • Evite las ropas de colores muy brillantes.
  • No permita que su hijo camine o juegue fuera con los pies descalzos.
  • Rocíe la ropa de su hijo con un repelente de insectos fabricado para los niños.
  • Asegúrese de que su hijo evite las zonas de colmenas y avisperos. Haga quitar los avisperos por profesionales.
  • Enseñe a su hijo que si un insecto se acerca permanezca tranquilo y se aleje lentamente.

Algunas medidas preventivas adicionales para los niños que se sabe o se sospecha que tienen alergia a las picaduras incluyen las siguientes:

  • Lleve un botiquín para las picaduras de abejas (tal como Epi-Penâ) todo el tiempo y asegúrese de que su hijo sepa utilizarlo. Estos productos están disponibles con receta.
  • Asegúrese de que su hijo vista camisas de manga larga y pantalones largos cuando juegue fuera.
  • Consulte a un alergólogo para que le hagan un examen y tratamiento de la alergia.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Pediatría

Terra/Dr.Tango

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Donación de órganos

Una charla abierta sobre la importancia de donar órganos y dar vida....

Alcoholismo en las mujeres

Las mujeres son más propensasn a volverse adictas del alcohol y a...

Myrka Dellanos lee cuentos a niños

Myrka es portavoz hispana de Colgate Total y se unió a la...
Búsqueda