Portada Terra USA > Salud

Crecimiento y Desarrollo 

Escoliosis

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

La Escoliosis

¿Qué es la escoliosis?

Ilustración de una columna vertebral normal
Clic Imagen para Ampliar

Cuando se observa desde atrás, una columna vertebral normal se ve derecha. Sin embargo, una columna afectada por escoliosis muestra una curvatura lateral o hacia un costado y una rotación de los huesos de la espalda (vértebras) y, como consecuencia, parece que la persona estuviera inclinada hacia un lado. La Sociedad de Investigación de la Escoliosis (Scoliosis Research Society) define la escoliosis como una curvatura de la columna de 10 grados o más que puede apreciarse en una radiografía.

La escoliosis es una deformación de la columna vertebral y no debe confundirse con la mala postura.

Los cuatro patrones de curvatura comunes que se observan en la escoliosis son:

  • torácica - el 90 por ciento de las curvas se producen en el lado derecho.
  • lumbar - el 70 por ciento de las curvas se produce en el lado izquierdo.
  • toracolumbar - el 80 por ciento de las curvas se produce en el lado derecho.
  • Doble - las curvas tienen lugar en el lado derecho y en el izquierdo.

¿Cuáles son las causas de la escoliosis?

Dibujo que demuestra la escoliosis torácica y lumbar
Clic Imagen para Ampliar

En la mayoría de los casos (entre el 80 y el 85 por ciento), se desconoce la causa de la escoliosis, trastorno denominado escoliosis idiopática. La escoliosis un trastorno que se presenta con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres.

Según el Instituto Nacional para la Artritis y las Enfermedades Músculoesqueléticas y de la Piel (National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases), de tres a cinco niños de cada 1000 desarrollan una curvatura en la columna vertebral que se considera lo suficientemente pronunciada como para requerir tratamiento.

La Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons), en cooperación con la Sociedad de Investigación de la Escoliosis, describe tres tipos diferentes de escoliosis que pueden presentarse en niños: congénita (presente al nacer), neuromuscular o idiopática.

  • Congénita
    Este tipo de escoliosis ocurre durante el desarrollo fetal. Se provoca por uno de los siguientes factores:
    • deficiencia en la formación normal de las vértebras
    • ausencia de vértebras
    • vértebras parcialmente formadas
    • falta de separación de las vértebras
  • Neuromuscular
    Este tipo de escoliosis está asociada a muchos trastornos neurológicos, especialmente en aquellos niños que no caminan, como por ejemplo los siguientes:
    • parálisis cerebral
    • espina bífida
    • distrofia muscular
    • trastornos paralíticos
    • tumores de la médula espinal
    • neurofibromatosis: trastorno genético que afecta los nervios periféricos y causa manchas de color café con leche en la piel
  • Idiopática
    Se desconoce aún la causa de este tipo de escoliosis. Existen tres tipos de escoliosis idiopática:
    • infantil - se manifiesta desde el nacimiento hasta los 3 años de edad. La curvatura de las vértebras es hacia la izquierda y se ve más a menudo en varones. Sin embargo, el problema suele solucionarse a medida que el niño crece.
    • juvenil - se presenta en niños de entre 3 y 9 años de edad.
    • adolescente - se presenta en niños de entre 10 y 18 años de edad. Este es el tipo más común de escoliosis y se ve más a menudo en niñas.

Entre otras de las causas de la escoliosis se pueden incluir las siguientes:

  • trastornos hereditarios que tienden a afectar al grupo familiar
  • diferencias en la longitud de las piernas
  • lesiones
  • infección
  • tumores

¿Cuáles son los síntomas de la escoliosis?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la escoliosis. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • diferencia en la altura de los hombros
  • diferencia en la altura o la posición de las caderas
  • posición de la cabeza descentrada con el resto del cuerpo
  • diferencia en la altura o la posición del omóplato
  • diferencia en la forma en que cuelgan los brazos a ambos lados del cuerpo al pararse derecho
  • diferencia de altura de los lados de la espalda al inclinarse hacia adelante

Por lo general, la escoliosis idiopática no está asociada con el dolor de espalda, el dolor de piernas ni los cambios en los hábitos de evacuación intestinal y de la vejiga. Un niño que experimenta estos síntomas necesita una evaluación más exhaustiva por parte de su médico.

Los síntomas de la escoliosis pueden parecerse a los de otros trastornos o deformidades de la columna, o pueden presentarse como resultado de una lesión o una infección. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

Además de examinar los antecedentes médicos y realizar un examen físico completo, la radiografía (un examen de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa) es la herramienta de diagnóstico principal de la escoliosis. Al establecer un diagnóstico de escoliosis, el médico mide el grado de curvatura de la columna en la radiografía.

Los siguientes procedimientos de diagnóstico pueden utilizarse para curvaturas no idiopáticas o atípicas, o escoliosis congénita:

  • imágenes por resonancia magnética (IRM) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.
  • Tomografía computarizada (también llamada escáner CT o CAT) - procedimiento de imágenes diagnósticas que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.

La detección precoz de la escoliosis es fundamental para un tratamiento exitoso. Los exámenes de rutina de pediatras o médicos de familia, e incluso los de algunos programas escolares, incluyen la detección de los signos indicadores de la presencia de escoliosis.

Tratamiento para la escoliosis:

El tratamiento específico de la escoliosis será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la gravedad del trastorno
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es detener la evolución de la curva y prevenir deformidades. Puede incluir lo siguiente:

  • observación y exámenes repetidos
    La observación y los exámenes repetidos pueden ser necesarios para determinar si la columna continúa curvándose. La progresión de la curva depende del crecimiento o la madurez esquelética del niño y se demora o se detiene una vez que el niño llega a la pubertad.
  • aparatos ortopédicos
    Se puede recurrir a aparatos ortopédicos si la curva mide entre 25 y 40 grados en la radiografía, pero el crecimiento esquelético continúa. El tipo de aparato y el tiempo que deba utilizarse dependen de la gravedad del trastorno de su hijo.
  • cirugía
    Cuando la curva mide más de 50 grados en la radiografía y el aparato ortopédico no resulta efectivo para desacelerar la evolución de la curva, es posible que deba recurrirse a una cirugía.

De acuerdo con la Sociedad de Investigación de la Escoliosis, no existe evidencia científica que demuestre que otros métodos de tratamiento para la escoliosis (por ejemplo, la manipulación, la estimulación eléctrica y el ejercicio corrector) detengan la evolución de la enfermedad.

Perspectivas a largo plazo para un niño con escoliosis:

El control de la escoliosis es personalizado para cada niño según su edad, la gravedad de la curvatura y el tiempo restante de crecimiento esquelético. La escoliosis requerirá exámenes frecuentes del médico de su hijo para monitorear la curva a medida que su hijo crezca y se desarrolle. Se debe tener en cuenta que la detección temprana es importante y que si no se trata, la escoliosis puede provocar problemas cardíacos y pulmonares.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Crecimiento y el Desarrollo

Terra/Dr.Tango

Imprimir Enviar a un amigo Newsletters RSS

Donación de órganos

Una charla abierta sobre la importancia de donar órganos y dar vida....

Alcoholismo en las mujeres

Las mujeres son más propensasn a volverse adictas del alcohol y a...

Myrka Dellanos lee cuentos a niños

Myrka es portavoz hispana de Colgate Total y se unió a la...
Búsqueda