Marvel Avengers: Battle for the Earth


Foto: Xbox

Los Vengadores gozan hoy por hoy de una popularidad previamente inusitada, incluso cargando con 50 años de historia en las páginas de Marvel Comics. En la esfera popular siempre estuvieron a la sombra de otros equipos como los X-Men pero con el advenimiento de la película y su arrollador éxito las cosas cambiaron, y ahora Iron-Man, Hulk, Thor y el Capitán América están en boca de todos. Era de esperar que Marvel aprovechara el inesperado éxito desmedido de la franquicia para lanzar un juego basado en la taquillera película. Pues esto no es lo que pasó exactamente. Si bien el plan original era lanzar un juego que estuviese basado directamente en la película, este proyecto fue cancelado y en lugar de eso obtuvimos Marvel Avengers: Battle for the Earth.

El juego está basado en un arco argumental desarrollado en el cómic “Secret Invasion,” publicado por Marvel Comics como un mega-evento en el que sus más grandes héroes se unen para luchar contra la invasión alienígena de los Skrulls, una raza de metamorfos que pueden adoptar cualquier forma y replicar los poderes de los héroes terrestres. De esta manera se soluciona el clásico problema argumental de los juegos de pelea en los que los héroes se enfrentan entre ellos sin ninguna razón aparente. Aquí nada es lo que parece. La decisión de adaptar una historia del cómic y no la película, le permite a Marvel la posibilidad de usar personajes inmensamente populares como Spider-Man, Wolverine y la Antorcha Humana, que no forman parte de la película, lo cual le da mucha más versatilidad y posibilidades.

El juego nos da la posibilidad de elegir entre 20 personajes, entre los que se encuentran todos los ya mencionados. Cada uno tiene tres súper movimientos y trajes desbloqueables. Estos movimientos se pueden usar en sucesión para ejecutar combos. Tenemos cuatro modos de juego que son: Campaña, Versus, Arcade y Desafíos. El modo Campaña, en el que se desarrolla la historia del juego, tiene 5 niveles, cada uno de ellos dividido en 8 etapas, lo cual nos da un total de 40 niveles o etapas de juego. Este modo se puede jugar en co-op, es decir modo cooperativo, en el que dos jugadores juegan contra la máquina como equipo. Durante las primeras veinte peleas el nivel de desafío no es realmente muy alto, pero incrementa durante la segunda mitad, que es donde tal vez se vuelve más entretenido.

Los gráficos son en 3D y la cámara es en tercera persona, ligeramente corrida hacia un lado para ver al personaje en un perfil ¾. En principio esta disposición de la cámara puede resultar un poco incómoda para un juego de pelea, pero termina volviéndose natural a medida que uno se acostumbra. Esta decisión es lógica si tomamos en cuenta que está pensado para explotar las posibilidades del sistema Kinect y de hecho la fortaleza principal del juego es que verdaderamente lo logra, pues responde muy bien a los comandos y resulta cómodo y entretenido para este modo de juego. Los movimientos de nuestro propio cuerpo se traducen de manera rápida y fluida en los ataques de nuestros personajes, con lo cual si movemos nuestra mano pretendiendo que estamos arrojando algo con violencia, en la pantalla Hulk arranca un pedazo de roca del suelo y se lo lanza a su oponente, o si extendemos nuestra mano hacia adelante, Iron-Man dispara uno de sus rayos repulsores.

Marvel Avengers: Battle for the Earth es especialmente recomendable para un público joven, pues el balance entre complejidad y entretenimiento está bien dispuesto como para que resulte una experiencia bastante emocionante, puntualmente si son fans de los personajes de Marvel. Si bien el juego termina por volverse un poco repetitivo y poco sorprendente a la larga, con movimientos y escenarios un poco limitados y por momentos algo toscos, vale la pena darle una oportunidad, pues puede resultar entretenido para jugar con otros jugadores, fundamentalmente por la muy correcta aplicación del sistema Kinect, que nos permite ponernos en la piel de los “Héroes más poderosos de la Tierra.”

Puntuación: 6/10.