Ultimate Marvel vs. Capcom 3


Foto: Xbox

Los crossovers entre Marvel y Capcom fueron furor durante la década de 1990 y lentamente fueron evolucionando hasta volverse un hito de culto. Fuertemente arraigados en la tradición japonesa de juegos de pelea de Capcom, la saga introdujo personajes característicos del medio del cómic americano a un nuevo público, trayendo consigo nuevas posibilidades visuales y de juego que supieron revolucionar la época. No importa si uno prefería los juegos de lucha japoneses o los cómics de Spider-Man, todos recuerdan por igual clásicos como X-Men vs. Street Fighter o Marvel Super Heroes vs Street Fighter. Marvel vs Capcom 3 lleva el clásico a la siguiente generación de consolas, manteniendo el espíritu clásico de la saga, con marcadas innovaciones visuales propias de los tiempos que corren.

Ultimate Marvel vs. Capcom 3 es la versión definitiva del Marvel vs. Capcom 3. Incluye todo el material que originalmente iba a estar para descargar. La producción fue afectada por el gran terremoto y tsunami que sufrió Japón en marzo de 2011 y finalmente sacaron esta versión a un precio menor. Los cambios fundamentales los podemos ver en la mejora de los escenarios y en cuanto a la superior cantidad de personajes disponibles, nuevos movimientos, animaciones y un amplio vestuario para algunos de ellos. También presenta mejoras en la programación para jugar online, permitiendo un juego mucho más fluido y la posibilidad de permitir hasta a seis jugadores ver combates de otros jugadores mientras esperan para jugar ellos mismos. Las peleas, como siempre, se desarrollan en un plano bidimensional en el que se enfrentan dos jugadores, cada uno con tres luchadores.

El principal encanto de la saga siempre fueron sus personajes. La idea era darle al usuario la posibilidad de enfrentar a personajes de franquicias sumamente diversas en un mismo juego, con lo cual la cantidad y la variedad siempre fueron fundamentales. En este sentido, muchos fans se vieron enormemente defraudados. La selección de personajes de Capcom es bastante variada y si bien grandes favoritos como Megaman siguen ausentes, esta versión incluye a otros personajes muy aclamados como Phoenix Wright, Nemesis y Strider Hiryu. En estos casos vemos que Capcom no hizo caso omiso a los pedidos de los fans, lo cual le suma muchos puntos.

Por el lado de Marvel, la versión original del juego supo innovar con personajes previamente jamás utilizados como Deadpool o Thor. El primero es furor en foros de internet y redes sociales como Facebook, mientras el segundo está en el auge de su éxito con su incursión en el cine. El resto del elenco incluye clásicos infaltables como Spider-Man, Hulk y el Capitán América, pero falla al dejar de lado personajes emblemáticos como Cyclops y los Cuatro Fantásticos, a favor de personajes mucho menos populares como MODOK y Taskmaster. Las adiciones a esta versión, sin embargo, son bastante originales, pues presentan personajes relativamente poco conocidos para gente que no lee cómics de Marvel, pero los integra de manera muy efectiva a la estética y dinámica general del juego. Son especialmente notables los personajes de Nova, Iron Fist y el clásico de culto Doctor Strange.

La historia une a Doctor Doom (villano por excelencia de Marvel) con Albert Wesker (antagonista principal de la saga Resident Evil) y un plan para unir a los dos universos, que resulta en el advenimiento de la fuerza cósmica conocida como Galactus (que hace las veces de “personaje gigante final” de turno). La historia prometía tener gran incidencia dentro del juego, pero lamentablemente termina por perderse y quedar, con mucha suerte, como un mero telón de fondo. Esta fue una de las grandes decepciones del juego, pues ni siquiera invirtieron demasiado esfuerzo en los finales de los personajes, que apenas consisten en dos imágenes estáticas y una breve narración para cada uno de ellos. Considerando el nivel de animación que exhibieron en las promociones del juego, se siente casi como una estafa.

La animación está hecha con la técnica de “cel-shading,” que aporta una sensación de profundidad a sus personajes bidimensionales y vuelve los escenarios mucho más ricos visualmente. Las peleas son muy rápidas y vemos demasiadas luces y explosiones constantemente, lo cual resulta francamente desconcertante por momentos. Si bien la exageración en este aspecto es típica de los juegos de pelea japoneses (puntualmente de Capcom), en este caso está llevado al extremo y termina resultando confuso, algo que no sucedía en entregas anteriores. Otro gran problema es que hay un desbalance muy desproporcionado entre el manejo de personajes y sus habilidades. Algunos tienen combos muy efectivos y muy fáciles de ejecutar, mientras otros son más toscos y complicados de usar y hacen menos daño. Si bien esto parece estar corregido hasta cierto punto en esta versión del juego, sigue estando presente.

Más allá de sus fallas, Marvel vs Capcom 3 es un juego de una altísima calidad y su versión Ultimate es sin duda la versión definitiva que todos deberíamos haber probado desde el principio. La oferta de personajes, si bien limitada en comparación a entregas anteriores como el Marvel vs Capcom 2, satisface y compensa por su alta calidad visual. La falta de historia y trasfondo se justifica hasta cierto punto al ser un juego sumamente entretenido y muy dinámico para jugar con otras personas. El producto final es muy bueno y fija un importante punto de partida para una posible nueva generación de entregas de la saga.

Puntuación: 7.5/10