0

Astros, con bate latino, superan a Vigilantes; ganan Azulejos y Orioles

2 may 2017
07h48
  • separator
  • comentarios

El poder del bate latino estuvo presente en el triunfo conseguido por los Astros de Houston ante los Vigilantes de Texas, como partido principal de la jornada del béisbol profesional de la Liga Americana.

El venezolano José Altuve, el puertorriqueño Carlos Correa y el cubano Yuli Gurriel pegaron sendos dobletes productores durante un ataque de cinco carreras en el séptimo episodio, que permitió a los Astros vencer por 6-2 a los Vigilantes, en un juego que incluyó un conato de riña en que se vaciaron las bancas.

Chris Devenski (2-1) recetó dos ponches en un episodio y dos tercios que lo dejaron con la victoria. Ken Giles resolvió el noveno sin tolerar anotación, lo que le valió su séptimo rescate.

Andrew Cashner (0-3) había propinado ya pelotazos a Altuve y Gurriel cuando Lance McCullers hizo un lanzamiento a la espalda de Mike Napoli. Había dos outs del sexto episodio.

El pitcheo no golpeó a Napoli, pero el bateador dio unos pasos hacia McCullers, mientras ambos discutían a gritos. Rápidamente, el receptor Brian McCann se colocó frente a Napoli.

En cuestión de segundos, los peloteros llegaron al terreno desde las dos cuevas. Hubo algunos forcejeos y empujones. Springer debió sujetar a McCullers, quien seguía increpando a Napoli.

El orden se restableció en un par de minutos y se emitieron advertencias a los dos equipos. Pero nadie fue expulsado, las acciones se reanudaron y McCullers ponchó a Napoli.

El bate latino ayudó fue decisivo después que Altuve se fue de 3-1 con dos anotadas y una producida, Correa de 3-1 con una anotada y dos impulsadas, y Gurriel de 3-1 con una remolcada.

Un elevado de sacrificio remolcó dos carreras. Y ese hecho fue tan inusitado que ocultó otra novedad: una racha de tres victorias seguidas por parte de los Azulejos de Toronto.

Ryan Goins impulsó dos carreras mediante ese elevado, la primera vez que ello ocurre en los 40 años de historia de los Azulejos, que vencieron 7-1 a los Yanquis de Nueva York.

Goins aportó además un jonrón de dos carreras, para respaldar la labor del abridor mexicano Marco Estrada, y los Azulejos consiguieron su mejor racha en lo que va de la campaña.

En la sexta entrada, Goins llegó a la caja de bateo, después de que Justin Smoak se embasó con un sencillo y Devon Travis conectó un doblete.

Goins bateó un largo elevado que Jacoby Ellsbury alcanzó a capturar antes de estrellarse de cara contra el muro protegido. El jardinero central se desplomó en la franja de advertencia y, aún aturdido, hizo un disparo muy alto hacia el guardabosque derecho Aaron Judge, quien se había acercado para apoyarlo.

Travis se aprovechó y anotó desde la intermedia, detrás de Smoak, sin que hubiera un disparo al plato. Ellsbury no requirió asistencia médica y continuó en el juego.

La última vez que un elevado de sacrificio impulsó dos carreras fue en 2014, cuando Wil Myers lo logró por los Rays de Tampa Bay ante los Yanquis.

El dominicano José Bautista conectó un jonrón de dos carreras. El dominicano llegó a 34 vuelacercas ante los Yanquis, con lo que rebasó a Evan Longoria como el toletero en activo que más cuadrangulares acumula contra este equipo.

Estrada (1-1) resolvió siete entradas, en lo que fue su sexta apertura de la temporada. Permitió una carrera y siete imparables, sin dar boletos y con cinco ponches.

Los 25.566 espectadores que acudieron al parque representaron la cifra más baja para un encuentro de los Yanquis como locales desde el 20 de septiembre de 2004. La fecha del juego se modificó a fin de abrir espacio para un duelo que se suspendió. El actual Yankee Stadium se inauguró en 2009.

Chris Coghlan aportó otro bambinazo a la causa de Toronto.

Todavía sin sus astros lesionados Josh Donaldson y Troy Tulowitzki, los Azulejos siguieron teniendo éxito ante los Yanquis al ganarlos por undécima ocasión en los últimos 16 enfrentamientos. En esa racha, Toronto se ha impuesto por 82-44 en forma combinada.

El dominicano Luis Severino (2-2) abandonó el duelo en el sexto capítulo, poco después de que el piloto de los Yanquis, Joe Girardi y un kinesiólogo lo revisaron por una lesión aparente.

Cuando todos querían ver si había más rencillas entre Manny Machado y los Medias Rojas, lo que ofreció el dominicano fue un recital completo de béisbol.

Machado pegó un descomunal jonrón, lejos del Fenway Park, produjo dos carreras y se lució con tres magníficas jugadas en la tercera base, en su primer juego contra Boston desde un altercado con los Medias Rojas hace una semana. Así, los Orioles de Baltimore se impusieron 5-2.

Al piloto de los Orioles, Buck Showalter, no le sorprendió el desempeño de Machado, al que calificó como uno de los mejores peloteros que hay actualmente en el béisbol profesional.

Caleb Joseph añadió un doble remolcador por los Orioles, que vencieron a Boston por cuarta vez en seis juegos este año.

En la última vez que se enfrentaron en el Camden Yards, el relevista Matt Barnes hizo un lanzamiento que pasó zumbando detrás de la cabeza de Machado y pegó con el bate del toletero. Barnes fue suspendido por cuatro juegos, además de recibir una multa.

Machado había molestado a los Medias Rojas con una barrida a destiempo sobre el segunda base Dustin Pedroia dos días antes.

En otros partidos de la jornada, Detroit venció 7-1 a Cleveland, Kansas City 6-1 a Medias Blancas de Chicago y Tampa Bay 4-2 a Miami en duelo de interligas.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad