0

El Yankee Stadium moderniza sus instalaciones con más espacios de ocio

6 abr 2017
03h24
  • separator
  • comentarios

El Yankee Stadium, la más celebre sede del béisbol en EE.UU., no sólo aspira a ser un santuario del deporte, sino también a consolidarse como un atractivo turístico de referencia con una gran oferta gastronómica y de ocio para sus fans.

El hogar de los New York Yankees, situado en el distrito neoyorquino del Bronx e inaugurado en 2009, destaca por su versatilidad y su capacidad para acondicionar el terreno de juego a partidos de fútbol y de béisbol, competiciones universitarias de fútbol americano, conciertos y otros multitudinarios eventos.

Para la temporada 2017, que comienza oficialmente el próximo 10 de abril, el estadio ha incorporado nuevos y amplios espacios en los que los visitantes pueden disfrutar de un ambiente relajado sin perderse un minuto del partido, incluidas varias terrazas con vistas panorámicas del campo, así como el primer club infantil.

Entre las nuevas instalaciones que se presentaron este martes a los periodistas en un tour guiado destacan las cubiertas situadas al lado de las gradas centrales, con bares con conexión USB para dispositivos electrónicos, y en los que se sirven cervezas artesanales, cócteles y una gran variedad de comida.

Ya no se trata sólo de perritos calientes, pues en el estadio se puede degustar gastronomía típica de la Gran Manzana y de diferentes rincones del mundo, como los sándwiches de bistec con queso ("philly") típicos de la costa este, las hamburguesas con pico de gallo y jalapeño e incluso los bollos chinos denominados Bao.

Asimismo, se han incorporado al estadio locales de restaurantes de renombre como Lobel's, un negocio de carnes de alta calidad frecuentado por la élite política de la ciudad y con más de 60 años de trayectoria.

El estadio alberga el Museo de los New York Yankees, que posee una extensa colección de trofeos y objetos auténticos utilizados en los partidos, relativos al presente y pasado de las leyendas del béisbol.

De este modo, se mantiene viva la historia del antiguo estadio y con ello la conexión emocional con millones de seguidores, que pueden interactuar con objetos como el bate con el que debutó el jugador George Herman Ruth (conocido como Babe Ruth).

Una galería de arte, 51 suites de lujo, un centro de conferencias y banquetes, parques y tiendas convierten a este colosal estadio en un lugar único para los fanáticos de cualquier deporte, en el que, además, han actuado artistas reconocidos como Jay Z, Paul McCartney y Metallica.

El Yankee Stadium, en cuya construcción se invirtieron más de 1.500 millones de dólares, es uno de los recintos deportivos más caros a nivel mundial y cuenta con los últimos avances arquitectónicos y tecnológicos para aumentar su funcionalidad.

El antiguo estadio, construido a principios de los años 20 y demolido en 2008, estaba situado a pocos metros del nuevo, que incorpora muchos elementos del viejo recinto y cuenta con un espacio mayor para tiendas y museos, aunque dispone de un aforo menor.

El renovado recinto, con su exterior de granito y piedra caliza y sus azules gradas, cuenta con una capacidad para 52.325 personas y alberga amplias zonas de entretenimiento y restaurantes, en los que abundan las televisiones de plasma de alta definición, y rincones que recuerdan la ilustre historia del equipo local.

Este icono del deporte considerado como pasatiempo nacional es también el domicilio del New York City FC, que forma parte de la Major League Soccer (MLS) y en el que juega el delantero español David Villa.

El recinto multiusos empezó a utilizarse como cancha de fútbol en 2015, una transformación del terreno que se realiza en aproximadamente tres días, y que requiere encajar láminas de césped natural con tractores sobre la arena para eliminar el montículo del lanzador, así como reducir la capacidad de las gradas para evitar problemas de visibilidad.

Así, el campo de fútbol resultante mide 100,5 metros de largo por 64 metros de ancho, lo que lo convierte en el campo más pequeño de toda la Major League Soccer y el terreno de juego más pequeño dentro de los rangos permitidos por las directrices internacionales de la FIFA.

Cabe destacar que para esta temporada los aficionados podrán apreciar la majestuosidad del estadio con entradas a precios más asequibles (a partir de 10 y 15 dólares), que incluyen una bebida y permiten disfrutar de los partidos de pie en cualquiera de los espacios comunes.

El primer partido de 2017 se disputará el próximo 10 de abril entre los New York Yankees y los Tampa Bay Rays de San Petersburgo (Florida).

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad