0
NFL

¿En qué consiste el éxito del draft de la NFL?

25 abr 2017
22h01
  • separator
  • comentarios

Por increíble que parezca, el draft de la NFL se trata de uno de los programas más vistos en Estados Unidos, superando los niveles de audiencia de muchos partidos de temporada.

Foto: AP

La palabra draft tiene varias acepciones y una de ellas es “esbozo” o “borrador” y precisamente eso es este evento, apenas una aproximación a lo que podría ser un equipo en un promedio de dos años una vez que ya hayan madurado los jugadores elegidos.

El draft es un sistema que permite a los equipos elegir a jugadores colegiales de manera ordenada y por turnos. Cuando un equipo elige un jugador, recibe derechos exclusivos para firmar un contrato y ningún otro equipo en la liga podrá firmarlo.

Los equipos ya tienen perfectamente bien estudiado, discutido y determinado a que jugadores elegirán (al menos en la primera ronda) y casi siempre la primera selección global lleva ya con un pre-acuerdo.

Antes del 2010, la NFL realizaba el draft a las 3 de la tarde de un sábado del mes de abril. Por la noche hacían una pausa y terminaba el domingo siguiente con las últimas rondas.

Desde el 2010, la liga determinó experimentar con un nuevo formato y los resultados fueron contundentes en cuando a telespectadores. El nivel de audiencia se incrementó en un 30% con respecto al del 2009, llegando a un rating de 6.29 puntos combinados entre las dos cadenas que los trasmitieron, ESPN registró 5.47 y NFL Network 0.95.

Además, comparada con 2008, los niveles de audiencia crecieron en 55% algo nada malo para el departamento de ventas de ambas cadenas televisivas.

Cada año se pronostica que pueda crecer el rating en al menos unas décimas y con ello seguir justificando el formato de transmitir en jueves en horario “Prime Time” (nocturno) la primera ronda. Las siguientes rondas continuarán como se hace desde el 2010 el sábado y el domingo, aunque ya no con el mismo impacto de audiencia.

Muchas de las predicciones que han publicado los especialistas sobre el orden de la primera ronda estarán acertadas en un 80-90 por ciento. Pero la gente no quiere ver, bajo esa premisa de que “lo que no pasa en la televisión no existe”.

En el lugar donde se realice el evento tiene presentes sólo a algunos empleados de los 32 equipos quienes con una línea telefónica directa a la oficina de sus gerentes generales, ubicados en sus oficinas locales, sólo darán algunas indicaciones adicionales a lo que ya platicaron y dedicaron varias horas desde hace varios días.

Es por ello que la invitación de asistencia que hace la liga es sólo para los jugadores (y algunos de sus familiares) que todos sabemos serán seleccionados en esa ronda inicial. Los que no pueden asistir y fueron invitados, entonces tendrán una cámara en su casa que transmitirá vía satélite los abrazos y brincos que pegaron sus familiares y amigos cuando escuchen su nombre en boca del Comisionado Roger Goodell.

Por cierto, muchos de los aficionados que se ven en la transmisión y que vitorean a rechiflan por la selección de algún jugador, ganaron sus accesos vía trivias que contestaron en las páginas de los propios equipos.

Es por este tipo de cosas, que a la NFL no le genera ningún detrimento económico que no haya temporada durante siete meses del año, porque siguen encontrando la manera de mantener la atención de sus aficionados y patrocinadores aunque el ovoide no esté en juego.

Pero esto sólo es resultado de dos palabras claves: espectáculo y credibilidad

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad