0

Viñales pierde buena parte de su ventaja

12 jun 2017
07h14
  • separator
  • comentarios

El español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) perdió en el circuito de Barcelona buena parte de la ventaja que había ido acumulando durante la primera parte del campeonato del mundo de MotoGP al protagonizar una paupérrima décima posición en la carrera de MotoGP.

Los problemas de entrenamientos con los neumáticos están, según el piloto, en el fondo del bajo rendimiento tanto suyo como de su compañero de equipo, el italiano Valentino Rossi, aunque no se explica demasiado si se buscan otras Yamaha en la clasificación, pues el alemán Jonas Folger aguantó bastante con el trío de cabeza durante el Gran Premio de Cataluña.

Folger es un piloto debutante en el mundial de MotoGP y aún así consiguió pelear con Andrea Dovizioso, Marc Márquez y Dani Pedrosa, con la misma elección de neumáticos que hicieron los pilotos oficiales, lo que hace más inexplicable si cabe el bajo rendimiento tanto de Rossi como de Viñales.

En cualquier caso la victoria de Andrea Dovizioso le deja a siete puntos de Maverick Viñales en la provisional del mundial, si bien se antoja complicado que en otros circuitos menos aptos para las características de la Ducati sus pilotos, tanto el italiano como Jorge Lorenzo, sean capaces de alcanzar el nivel exhibido en Barcelona.

Una lástima que Jorge Lorenzo perdiese el ritmo al ser superado por Márc Márquez y Andrea Dovizioso, pues esto le hizo perder una distancia determinante en el momento más importante de la carrera, cuando la misma se "estiraba" y, aunque luego reaccionó, no pudo llegar más que hasta la cuarta posición.

De todo lo acontecido en el circuito de Barcelona quien más se benefició, a pesar de su segunda posición, fue el vigente campeón del mundo, Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que dio una exhibición de auténtico campeón durante todo el fin de semana.

Márquez se cayó hasta en seis ocasiones durante el fin de semana, la penúltima de ellas en la puerta de su propio taller cuando cambiaba de moto, aunque algunos dicen que fue "un montaje" para llamar la atención tras un fin de semana tan aciago y lo cierto es que varios apuntes parecen apuntar al "momento teatral".

Primero porque el piloto de Repsol Honda no pasó directamente de una moto a otra, lo hizo por detrás, y después, porque en el suelo se encontraba el "arrancador mecánico" de la moto, que no tendría que estar por ahí, pues las motos en esos instantes ya están en marcha.

En cualquier caso y anécdotas al margen, Marc Márquez volvió a demostrar en Barcelona que está poniendo todo de su parte cuando la moto no llega y las cinco caídas son una muestra de que rueda al límite en todos los aspectos y, además, en carrera supo "leer" perfectamente la situación para contentarse con la segunda posición, sabedor de que las Ducati no serán rival en otros circuitos del campeonato y quienes sí lo serán, ayer estaba detrás, muy por detrás de él.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad