3 eventos en vivo

¿Basta buena intención para cumplir objetivos financieros?

21 abr 2016
18h23
  • separator
  • comentarios

Frecuentemente, recibo a personas que tienen excelentes intenciones de cumplir con sus compromisos financieros pero afirman que no pueden honrar los mismos porque no consiguen empleo y por ende no cuentan con ingresos.

Foto: iStockphoto

Cuando esas personas me comentan su bagaje académico y experiencia no puedo evitar preguntarles el motivo que por el cual tienen dificultades para obtener un empleo, siendo que el sector empresarial siempre está buscando colaboradores capacitados. El común denominador: se encuentran en algún listado de morosidad.

Historia repetida

Lo común en estos casos es encontrar el discurso de “por culpa de tal empresa que me metió en ese listado, yo no puedo conseguir

trabajo y si no tengo trabajo como les voy a pagar”. Pero, sinceramente, no recuerdo ninguna oportunidad en que alguna persona me haya dicho “por culpa de mi irresponsabilidad en no cumplir con mis obligaciones estoy en ese listado y eso me perjudica”.

Al momento de tomar un crédito, las personas tienen un ingreso y pueden demostrarlo, por diversas razones las cuentas mensuales y cuotas de deudas, son mayores a sus ingresos y entonces empiezan a “jinetear”, cayendo en una vorágine de situaciones que solo agravan el problema original.

Cuando una persona gasta más de lo que gana es normal que se sienta frustrada, empiezan a acumularse necesidades insatisfechas y esto golpea de manera frontal a varias áreas de la vida, generalmente los primeros síntomas se sienten en la relación de pareja y con los hijos, el malhumor acompañado de la impaciencia no tardan en aparecer, para luego convertirse en una constante que se traslada también al lugar de trabajo.

Una persona con preocupaciones financieras, a quien no le alcanza su salario, es muy difícil que se sienta motivada a producir y mejorar su rendimiento, pues quizás la falta de dinero le esté privando de poder comer adecuadamente o de contar con el efectivo diario para el monto del pasaje o  tampoco ha dejado dinero en la casa para los gastos de la familia.

Evidentemente, la distracción generada por las preocupaciones se vuelve la causa de la acumulación de errores que deterioran la productividad laboral generando llamadas de atención, las cuales a su vez alimentan el malestar generando estrés en la persona, quien al no ver la luz al final del túnel puede cometer infracciones (por error u omisión), perdiendo la credibilidad de sus superiores, por lo cual no sería raro que pierdan el empleo porque no están rindiendo correctamente en sus funciones.

Esta situación de estrés financiero puede llevar a buscar soluciones que parchen los reclamos de los acreedores, generalmente se acude a la venta de bienes a precios de remate y suceden incluso pérdidas afectivas por causa del desgaste provocado por las constantes discusiones.

¿Qué hacer?

La salud financiera se construye en base a decisiones que se reflejan en hábitos diarios, te invito a que evalúes los siguientes pasos para identificar cuales estás dando acertadamente y cuales podrías implementar para mejorar tu presupuesto y alcanzar tus metas.

- Confeccionar un presupuesto mensual. Una descripción detallada de los ingresos y gastos de éste mes podrá ayudarte a descubrir los porcentajes de tus ingresos que se destinan a los distintos tipos de gastos.

- Proyectar un presupuesto a 36 meses. Registrar como supones que serán los ingresos y gastos para los siguientes meses, ¿alcanzarás tus metas?

- Ahorrar, esa es tu prioridad. Recomiendo que el ahorro proyectado sea la primera línea a descontar de tus ingresos totales, pues es la única parte de tu sueldo que se queda para vos, te servirá para hacer frente a imprevistos y además para lograr tus objetivos.

- No gastar más del ingreso neto cada mes , es decir, descontando tus ahorros del total de ingresos, podrás determinar tu ingreso neto, el cual bajo ninguna circunstancia podría ser menor que tus gastos del mes.

- Recortar gastos. Cuando surge un nuevo gasto, el mismo no va acompañado de un aumento de los ingresos, por lo tanto, si compraste algo que no estaba en el presupuesto, inmediatamente deberás recortar otro gasto para compensarlo y no salirte de tu total de egresos proyectados.

- Definir que harás con las cuotas que ya terminas de pagar. Vencimiento de las cuotas de crédito, si estás pagando 36 cuotas de Gs 500 mil y la última será en mayo, entonces desde junio te sobrará ese dinero pues hace 3 años que no contabas con él. Define que harás con el mismo, ¿vas a ahorrar, vas a volver a endeudarte, vas a comprar algo? Evalúa bien su destino para que puedas disfrutar de su resultado.

Pero, ¿qué podemos hacer cuando ya tenemos un problema de sobre endeudamiento? En ese caso, debes tener en cuenta que por más incómoda que sea la situación, siempre es mejor apagar un incendio apenas empiezan las primeras llamas, entonces al percatarte de que estás perdiendo salud financiera, te recomiendo:

- Conversar de manera transparente con tu pareja e incluso con tus hijos, todos pueden ayudar a evitar que el problema crezca y además puedan apoyarte con el control de gastos.

- Acercarse a los acreedores a solicitar reestructuración siendo aún un buen cliente, demostrar la voluntad de pago aunque estemos en condiciones en éste momento, es valorado por todo el sistema.

- Deja el orgullo y la arrogancia de lado, es momento de buscar opciones creativas que van desde ofrecer devolver bienes comprados a cuotas, vender lo que no es necesario y compraste por gusto o capricho, quizás tengas un oficio que puede ser una oportunidad de pagar con servicios parte de la deuda (pintura, jardinería, etc.).

- No tomar una deud a para tapar otra deuda, ésta suele ser la primera opción que se nos ocurre pero usualmente resulta la peor alternativa, cuando estás en un pozo y quieres salir de él, entonces, deja de cavar porque de lo contrario te vas a hundir más.

Con información con:

Econ. Gloria Ayala Person

www.ayalaperson.com.py

www.hablandodedinero.com

www.youtube.com/hablandodedinero

gloria@ayalaperson.com.py

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad