4 eventos en vivo

Italia intenta tranquilizar a Estados Unidos sobre sus bancos

11 may 2017
14h04
  • separator
  • comentarios

El ministro italiano de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan, trató hoy de tranquilizar al secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, sobre la alta exposición a créditos morosos de los bancos de Italia y aseguró que serán reducidos a niveles no problemáticos con gran celeridad.

Así lo confirmaron hoy fuentes oficiales del Ministerio de Economía de Italia que explicaron que las conversaciones se celebraron en privado y al margen de la reunión del G7 de Finanzas que tiene lugar en Bari (sur del país) desde hoy hasta el sábado.

La cita del G7 de Finanzas comenzará de forma oficial mañana con la primera sesión de trabajo, pero hoy los ministros del grupo de los siete países más industrializados del mundo (formado por Italia, Francia, Alemania, el Reino Unido, Japón, Canadá y EE.UU.) mantuvieron algunos encuentros bilaterales.

Fue el caso de Padoan y Mnuchin, quienes conversaron sobre el sector bancario italiano, un tema que no estaba previsto tratar, pero que el secretario estadounidense del Tesoro puso sobre la mesa al preguntar al ministro sobre esta cuestión.

Padoan dijo que es cierto que los bancos italianos tienen una elevada cartera de créditos morosos, consecuencia directa de la crisis económica, pero precisó de inmediato que la situación está recuperando la normalidad.

Subrayó que las entidades llevan a cabo esfuerzos por deshacerse de los préstamos tóxicos y confió en que estos lleguen a niveles positivos a la mayor brevedad posible.

Aquellos casos que han mostrado mayores problemas han sido afrontados y gestionados, comentó.

Entre estos está la entidad toscana Monte dei Paschi di Siena, que negocia actualmente con el Gobierno italiano y las autoridades europeas un plan de ayudas dentro de las llamadas normas de recapitalización preventiva, tras no lograr completar una ampliación de capital de 5.000 millones de euros que lanzó el pasado año.

Según las fuentes, el ministro italiano justificó que la percepción que existe a nivel internacional sobre la delicada situación de los bancos del país no es correcta, pues la tendencia está cambiando.

La problemática del sector financiero italiano estuvo en el centro de las conversaciones, pero no fue el único tema que ambos trataron.

También reflexionaron sobre seguridad en la red y el riesgo de que actores económicos sufran delitos fiscales por internet, la necesidad de acabar con las redes de financiación de los grupos terroristas o cómo funcionan los sistemas fiscales de los dos países.

No hablaron sobre políticas comerciales y proteccionismo, un asunto defendido por Washington y que suscita preocupación a nivel internacional, pero sí de la voluntad del Gobierno italiano de mantener buenas relaciones con la administración del presidente Donald Trump.

Además de esta reunión bilateral, Padoan se vio con su homólogo de Canadá, William Morneau; con el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Las delegaciones que participarán hasta el sábado próximo en el G7 de Finanzas fueron recibidas hoy con una ceremonia de bienvenida en el Teatro Petruzzelli.

El programa incluye para esta jornada un concierto de música clásica en este teatro, un cena y un espectáculo de fuegos artificiales en el paseo marítimo.

La primera sesión de trabajo tendrá lugar mañana, pero antes se celebrará un simposio a puerta cerrada sobre crecimiento económico y regulación financiera en el que intervendrá el Premio Nobel de Economía 2015, Angus Deaton.

A este G7 de Finanzas en Bari acuden, además de Padoan, Mnuchin, Morneau, Moscovici y Kim, los ministros de Economía y Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble; Francia, Michel Sapin; el Reino Unido, Philip Hammond, y Japón, Taro Aso.

También asiste la presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., Janet Yellen; el número uno del Bundesbank (banco central alemán), Jens Weidmann, y los gobernadores del Banco de Italia, Ignazio Visco; del de Francia, François Villeroy de Galhau; del de Inglaterra, Mark Carney; del de Canadá, Stephen S. Poloz, y del de Japón, Haruhiko Kuroda.

A ellos se suman el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; el del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el secretario general de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, y el presidente del Grupo de Acción Financiera (FATF), Juan Manuel Vega-Serrano.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad