Jardín bello y sano

Cuál es el abono natural que que resucita plantas y es el secreto de floristas y jardineros expertos

Una de las cualidades del abono casero es que este proporciona a las plantas una fuente de nutrientes necesarios para diversas funciones biológicas.
miércoles, 6 de diciembre de 2023 · 14:50

El abono es fundamental para el crecimiento saludable y el desarrollo de las plantas, ya que proporciona nutrientes esenciales que no siempre están disponibles en cantidades suficientes en el suelo.  Es por ello que el día de hoy te enseñaremos a crear tu propio abono casero para mantener tu jardín con vida.

Una de las cualidades del abono casero es que este proporciona a las plantas una fuente de nutrientes necesarios para diversas funciones biológicas, como la fotosíntesis, la formación de flores y frutos, y el desarrollo de raíces. Además de ello, el abono mejora de la estructura del suelo de tu jardín ya que  aumenta la retención de agua, la aireación y la capacidad de retención de nutrientes del suelo, creando un entorno más propicio para el crecimiento de las raíces.

Para mantener tu jardín vibrante en cualquier época del año, te recomendamos crear este abono casero. Javier, un experto en plantas y jardinería ha revelado en su canal de YouTube que  "La clave está en rociar ciertos nutrientes como calcio, fósforo y vitamina C, así como beneficios y extractos de otras plantas que ayudarán a proteger las nuestras".

Según el jardinero, se necesitan alrededor de 20 gramos de flores de manzanilla. La manzanilla destaca como el ingrediente principal de este abono casero, ya que es rica en vitamina C y contiene ácidos como el cafeico y el tánico, que ayudan a proteger a las plantas contra plagas y fortalecer a aquellas que están débiles o enfermas. Otro ingrediente esencial para el abono casero es el clavo de olor, una especia que estimula el crecimiento de las plantas y actúa como repelente de plagas. Finalmente, las cáscaras de huevo, una excelente fuente de calcio, completan la lista de ingredientes.

Para preparar el abono casero, comienza hirviendo medio litro de agua, luego agrega las cáscaras de huevo y remuévelas durante 5 minutos. Posteriormente, añade la manzanilla molida y dos cucharadas de clavo de olor. Después de unos minutos, apaga el fuego, tapa la mezcla por un tiempo, y finalmente, cuela todo y vierte el líquido en un pulverizador. Una vez que el abono esté frío, podrás rociarlo sobre las plantas de tu jardín.

Fuente: Canva