Prosperidad

Cómo es el ritual de la sal para atraer riqueza y abundancia, según el Feng Shui

Para establecer un nuevo cambio en tu vida empieza por realizar este sencillo ritual que lo hará realidad.
martes, 9 de enero de 2024 · 10:45

En el mundo coexisten diversas creencias que afirman tener la capacidad de modificar nuestra suerte y atraer la abundancia. Una de ellas es el Feng Shui, una actividad que pone en relación los objetos que nos rodean y las energías que influyen sobre el día a día de las personas. Sin embargo, quienes deseen eliminar las situaciones negativas o mejorar sus oportunidades, el ritual de la sal lo hace posible.

De acuerdo con el Feng Shui, la calidad de la suerte depende de los objetos que guardamos en casa, al igual que en el lugar donde se ubiquen. Por ejemplo, algunas especies de plantas sirven para consumir energías negativas y transformarla en buena suerte. Pero, en esta ocasión, traemos un ritual para atraer la abundancia, gracias a la sal y sus propiedades canalizadoras de energía.

¿En qué consiste el ritual de la sal?

Antes de realizar este ritual de la sal, propuesto por el Feng Shui, debemos tener en cuenta que lo ideal es hacerlo el primer domingo de cada mes. De esta forma lograremos aprovechar la oportunidad de realizar nuevos cambios en nuestra vida, además de utilizar las cargas energéticas necesarias para atraer la abundancia. A pesar de ser un producto de cocina, este mineral es considerado como un elemento poderoso en diversos rituales esotéricos.

Ingredientes:

  • 1 vaso de vidrio (que no esté fuera de uso)
  • Sal
  • Agua

En el primer paso para iniciar con el ritual de la sal, comenzamos a colocar un poco de sal dentro del vaso de vidrio y procede llenarlo con agua. Una vez hecho esto, deja reposar la mezcla por una hora. Pasado este tiempo, según el Feng Shui, procede a lavarte las manos con este líquido, mientras repites la siguiente frase para la abundancia: "La sal es protectora y ella me ayudará a que la abundancia jamás falté en mi vida".

Fuente: Canva

Antes de iniciar con el lavado de manos y repetir la frase para la abundancia, lo ideal es realizar este ritual sobre el jardín para que el agua y la sal se derramen en las plantas y la tierra. Luego de realizar todos los pasos anteriores, intenta secar tus manos con aplausos para aprovechar las vibraciones energéticas. De acuerdo con el Feng Shui, el ritual debe hacerse con mucha fé y confianza para que se activen sus beneficios.

Fuente: Canva