Crea tu suerte

Cómo se realiza el ritual de limpieza energética con sal para cambiar la suerte de la noche a la mañana

Mejora tu suerte y elimina las malas energías con ayuda de este sencillo ritual que requiere de pocos elementos.
domingo, 25 de febrero de 2024 · 10:50

En ocasiones, cuando sufrimos varias situaciones negativas al mismo tiempo podrían significar algo muy importante. De acuerdo con varias prácticas esotéricas, se debe a la presencia de malas energías que influyen en nuestro día a día y nos desmotivan a cumplir los objetivos deseados. Para que esto deje de ser un problema, lo ideal es llevar adelante el  ritual de la sal, que servirá como una limpieza energética muy efectiva.

Diversas creencias populares recomiendan la realización de rituales o el uso de amuletos que nos podrían ayudar contra las energías malignas. En este sentido, la sal es un elemento indispensable para generar una poderosa limpieza energética a través de un sencillo ritual que pocos conocen. Al aplicarlo obtendremos resultados instantáneos, como atraer la buena suerte y la fortuna.

¿En qué consiste el ritual de la sal?

A pesar de tratarse de un producto de cocina, la sal posee los compuestos necesarios para eliminar todos los sentimientos negativos, como la envidia, mala suerte y la maldad. En un ritual sencillo y eficaz, logra generar una limpieza energética que puede perdurar por mucho tiempo si seguimos el paso a paso. Así los resultados se verán reflejados en situaciones reales, como mayores oportunidades de trabajo que pueden incrementar nuestra fortuna personal.

Para realizar este ritual de la sal, lo que debemos hacer es colocar unos granos de sal por debajo de la cama, al igual que en las entradas de casa y las esquinas. Una vez esparcidas, la limpieza energética comienza a ejecutarse, llevando consigo las malas situaciones que podríamos vivir en el futuro. Sin embargo, si utilizamos la sal gruesa, obtendremos un resultado extra, el cual será la absorción de la humedad de las paredes del hogar.

Fuente: Canva

Pero si deseamos una limpieza energética mucho más efectiva, lo ideal será poner en práctica el mismo ritual, pero con un método diferente. Para ello sólo debemos colocar, debajo de la cama, un vaso de agua mezclado con una cucharada de sal antes de irnos a dormir. Al amanecer, desechamos esta mezcla en el inodoro para eliminar cualquier energía negativa y revitalizar nuestro entorno.

Fuente: Canva