0

Grynspan destaca importancia de municipios para acabar con violencia urbana

21 abr 2017
09h33
  • separator
  • comentarios

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, destacó hoy la importancia de los municipios para acabar con la violencia urbana y apuntó a la "contradicción" de que este sea uno de los fenómenos "más graves" en "una región de paz como América Latina".

Grynspan participó en la clausura del Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, celebrado en Madrid desde el miércoles pasado, y que cerró junto a los alcaldes de Madrid, Manuela Carmena, y de La Paz, Luis Revilla.

"Vivir sin violencia es posible", aseguró la costarricense, antes de poner como ejemplo a algunas ciudades colombianas, como Medellín, que han visto reducida la violencia tras el proceso de paz emprendido en el país sudamericano.

En ese sentido, calificó de "indispensable" la acción de los municipios y aprovechó para felicitar a la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y al resto de participantes del foro "por asumir una serie de compromisos que tendrán un impacto real en la calidad de vida de sus poblaciones".

"Yo he visto barrios resurgir gracias a la recuperación de los espacios públicos, he visto comunidades que reducen el crimen desde la cultura y la educación. Las experiencias de éxito coinciden en la importancia de los actores locales y la apropiación de las iniciativas por parte de los mismos ciudadanos", contó.

Pese a ello, reconoció que "el miedo es mal consejero para los que creemos en la buena política" y a su vez "produce relaciones extremas y nos provoca reacciones defensivas, que es la experiencia de millones de personas en América Latina".

Grynspan recuperó unos datos del Latinobarómetro que reflejan que "casi la mitad de los latinoamericanos dice sentir miedo todo el tiempo o casi todo el tiempo de ser víctima de la delincuencia".

"Esta realidad entra en abierta contradicción con el hecho de que nuestra región es actualmente una región de paz, la única región en el mundo en donde ningún país se encuentra involucrado en un conflicto armado, dentro o fuera de sus fronteras", explicó.

Asimismo, recordó "la lacra de la violencia de género, transversal en la sociedad" y lamentó que la región haya tenido que "inventar una figura en el código civil, el feminicidio", para condenar un crimen que sufren las mujeres "solo por el hecho de ser mujer".

Pese a todo ello, quiso cerrar su discurso con optimismo y se mostró convencida de que "uno solo puede cambiar la realidad sabiendo que se puede cambiar" e invitó a los asistentes y participantes del foro a ser "conscientes de los retos que tenemos por delante pero también de nuestra propia capacidad para el cambio".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad